Cristina está empecinada con la remoción de jueces


UTILIZA EL CASO MARITA VERÓN



La presidente de la Nación, Cristina Fernández, utiliza el caso Marita Verón y el repudio que tuvo el fallo de la justicia tucumana que absolvió a los 13 imputados. Está empecinada para ir por la remoción de jueces. Este miércoles (12/12) la jornada en la Casa Rosada pasó por el estudio de mecanismos de remoción, aunque la historia indica que eso ha sucedido en reformas constitucionales y el kirchnerismo no tiene ningún objetivo contundente para llevarla a cabo. Sin embargo, se analizan mecanismos de remoción sin reparar en los costos políticos.






Cristina está empecinada con la remoción de jueces





CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Durante la jornada de este miércoles (12/12) la Casa Rosada estuvo estudiando mecanismos de remoción de jueces. Inclusive evaluaron la declaración en comisión de la Corte Suprema. Este tema fue tratado utilizando el caso Marita Verón, en donde los 13 imputados fueron absueltos por la justicia tucumana.

En este punto cabe recordar la reforma de Juan Domingo Perón de la Constitución Nacional en 1949 donde tuvo mucha injerencia el Poder político dentro del sistema judicial. Con esta reforma se pusieron de manifiesto importantes cambios en la composición de los cuerpos de magistrados. Esta tendencia alteró la tradicional estabilidad de los jueces y se pudo apreciar en la provincia de Buenos Aires a partir de los efectos que la intervención federal tuvo sobre el Poder Judicial del distrito.

Por su parte, en la última reforma constitucional, en el año 1994, Carlos Menem, amenazó con la declaración en comisión de la Corte Suprema, aunque no lo hizo, durante su gobierno, se modificó por ley del Congreso el número de integrantes de la Corte Suprema de Justicia, elevándolo a 9 miembros. Parte de la prensa denominó a esta corte ampliada la mayoría automática, aduciendo que en la mayor parte de los casos polémicos los votos de estos jueces coincidían con la posición del gobierno.

Volviendo a la actualidad y al Poder Ejecutivo, las reuniones de este miércoles en la Casa Rosada tuvieron el acento puesto en que estas cuestiones surgieron en el marco de convenciones constituyentes y el kirchnerismo hoy en día no encuentra un objetivo contundente como para declarar la necesidad de una reforma.

La conclusión de este miércoles habría sido que eso no es posible, aunque no cierran todas las puertas, lo cual deja al descubierto que la presidente de la Nación, Cristina Fernández, está empecinada con la Corte y con la corporación judicial y que para satisfacerla, sus adeptos, estudian mecanismos posibles de remoción, aunque no reparan en costos políticos posibles para conseguir su objetivo.

En ese marco, la diputada kirchnerista Diana Conti aseguró que "habría que estudiar el tema" para que los magistrados "no duren eternamente" y agregó: "Con esta actual Constitución Nacional estamos encorsetados, no se me ocurren medidas. Soy de la idea de que los jueces sean elegidos periódicamente, que no duren eternamente. Llegó la hora de que el pueblo participe de la elección de los jueces".


En ese sentido, explicó que de esta manera "se puede asegurar la independencia" del Poder Judicial y evitar fallos como el que este martes (11/12) absolvió a los 13 acusados de secuestrar y desaparecer a Marita Verón.

"Si existiera juicio por jurados, en el ámbito penal, con jueces técnicos y jueces populares, con ciudadanos participando de un juicio, las absoluciones de ayer no hubieran ocurrido", opinó al respecto.

En cuanto a la Corte Suprema, Conti la calificó de "prestigiosa", aunque afirmó que "eso no alcanzó, porque se siguen encontrando todos los días casos penales como el de Marita Verón, con núcleos de jueces duros y que se resisten a hacer lo que la ley los obliga".

"Sería importante que desde el propio Poder Judicial se sumen más voces, que surja una clara decisión de democratizarse", concluyó.

Tal como informó más temprano Urgente24, tras conocerse el fallo que absolvió a los imputados por la desaparición de Marita Verón, la presidente Cristina Fernández anticipó que tomaría algún tipo de iniciativa para "democratizar" a la Justicia por entender que los fallos son influenciables por factores de poder. "Vamos a tener que poner en marcha una democratización del Poder Judicial, que es el que decide cosas y es el último eslabón. Tiene que haber un control republicano" sobre los jueces, aseguró la mandataria este miércoles (12/12) durante un acto.

En el Congreso la discusión está abierta. En agosto último, la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados recibió a especialistas para debatir el tema. En Córdoba ya se aplica y ahora la Legislatura de la provincia de Buenos Aires se apresta a aprobar una ley en ese sentido.