ACCRA (EFE).- La detención de la Fragata Libertad en el puerto de Tema le ocasionó pérdidas por US$ 7,6 millones a la Autoridad de Puertos de Ghana (GPHA), reveló el director del puerto, Jacob Adorkor, en declaraciones a la prensa

Ghana reclama US$ 7,6 millones para compensar pérdidas


Tras la sentencia judicial que autorizó la partida del buque argentino, la autoridad portuaria no descarta ahora reclamar ese monto al fondo estadounidense NML Capital, cuya demanda de embargo, aceptada por la justicia local, había provocado la retención de la Fragata durante más de dos meses.

"Cualquier pérdida económica como consecuencia de las acciones que privaron al puerto de sus ingresos debería ser restituida por los acreedores", agregó el director del puerto, en relación al llamado "fondo buitre".

Adorkor, citado por el diario estatal Daily Graphic, afirmó que las pérdidas económicas se produjeron como resultado de que la Fragata, liberada este miércoles, ocupó durante 78 días el principal atracadero del puerto de Tema, a 25 kilómetros al este de Accra.

El comandante del navío argentina, capitán Pablo Lucio Salonio, se negó en su momento a cumplir una orden judicial, que exigía el traslado de la nave a otro muelle, y la tripulación exhibió sus armas en la cubierta de la embarcación a funcionarios del puerto que quisieron ingresar en la nave para dar cumplimiento a la orden.

La autoridad portuaria no descarta ahora reclamar el desembolso de los US$ 7,6 millones al fondo estadounidense NML Capital, cuya demanda de embargo, aceptada por el Tribunal Superior de Accra, posibilitó la retención de la Fragata el pasado octubre.

"La GPHA decidirá si los US$ 7,6 millones de dólares deben ser condonados o si se interponen acciones legales contra los representantes de NML Capital para recuperar los ingresos perdidos", señaló Adorkor en declaraciones periodísticas.

El buque quedó retenido el pasado 2 de octubre, cuando la justicia ghanesa aceptó una demanda de NML, que reclama a la Argentina una deuda de 284 millones de dólares por bonos soberanos que entraron en default en 2001, en medio de la grave crisis económica de aquel año.

La Fragata abandonó el puerto de Tema el miércoles último, tras el arribo de 98 marinos argentinos que llegaron al país africano para reforzar la tripulación de la nave, luego de que el Tribunal Supremo de Ghana revocara la orden que retenía al navío.

Eso ocurrió a raíz del fallo del Tribunal Internacional sobre el Derecho del Mar, con sede en Hamburgo, que ordenó la liberación de la Fragata Libertad. La nave argentina partió, así, rumbo a su país, y se estima que el 9 de enero llegará al puerto de Mar del Plata, nuevo destino del viaje, a partir de la decisión de la presidenta Cristina Kirchner, que quiere que los turistas visiten la embarcación.

El buque escuela de la Armada había zarpado de Buenos Aires el pasado 2 de junio, con una tripulación de 325 marinos, para realizar el viaje de instrucción de los 69 guardiasmarinas que concluyeron sus estudios en la Escuela Naval Militar..