Mujica invitó a almorzar en la casa presidencial a niños del INAU, ancianos del Piñeyro y pacientes del Vilardebó para brindar por la Navidad



Mujica invitó a almorzar niños del INAU, ancianos del Piñ

El presidente Mujica continúa generando hechos que asombran. Este viernes pocos minutos después del mediodía reunió en los jardines de la residencia de Suárez a niños del INAU, ancianos y pacientes del Vilardebó para celebrar la llegada de la Navidad.

Los señoriales jardines de la residencia presidencial de El Prado la misma que el mandatario apenas utiliza para alguna reunión política, fueron el entorno que el dignatario escogió para celebrar con niños pertenecientes al INAU, con ancianos de las residencias del BPS y con pacientes del Hospital Vilardebó la cercanía de la Navidad.

No es usual, no existen registros, porque Mujica ordenó la instalación de extensas mesas, y solicitó la colaboración de personal del Ejército para la cocción del asado.

Pero no será la única vez que Mujica tenga un gesto de estas características, porque el próximo viernes 27 volverá a realizar una reunión similar para despedir el año.

Mujica destacó que el encuentro simboliza una relación que el país debe mantener con los niños, pacientes psiquiátricos y adultos mayores “como parte de la construcción de la Nación”.

Deseó a los concurrentes “que tengan un tiempo venturoso, porque la vida tiene problemas pero es muy linda a pesar de todo”.

El mandatario destacó que es la primera vez que en la Residencia de Suárez se realiza un encuentro de estas características y deseó que “no sea la última”.

También felicitó a los soldados que realizaron el asado. El mandatario también comentó que los corderos preparados pertenecían a la Estancia de Anchorena.

“Fue decisión del gobierno compartir esta carne en rueda de amigos que simbolizan una relación que el país debe mantener, con nuestros niños y veteranos, porque es parte de la construcción de nuestra nación”, destacó el mandatario.

Familia

Mujica dijo que el requisito de elección de personas fue fundamentalmente que ciudadanos que “nunca hubieran conocido la Residencia de Suárez”, y que hayan “dado su vida y trabajo para sacar este país adelante”.

Por ello se buscó a los pasivos en Hogares de Adultos Mayores, Complejos Habitacionales del BPS, el Piñeyro del Campo, Hospital Vilardebó y se convocó también a niños del INAU para compartir un rato de disfrute como si fueran una gran familia.