Con 15 porteños me hago alto Saqueo

Cerca de las 8 de la mañana, un gran contingente de policías y gendarmes se trasladó hasta el barrio del Alto de Bariloche para realizar allanamientos en búsqueda de objetos robados durante los saqueos. Los efectivos ingresaron a los hogares con una orden judicial y, en la mayoría de los casos, vaciaron las alacenas y requisaron toda la comida que había en su interior.



La Policía de Río Negro informó que en los operativos recuperó una importante cantidad de objetos robados en los supermercados. En declaraciones que levanta la agencia oficial Télam, el subcomisario Jorge Elizondo dijo que ayer "se efectuaron cinco allanamientos" en los que se recuperaron unos 50 packs de alimentos, un freezer, dos plasmas de 32 pulgadas, dos equipos de música y tres reproductores de DVD.



Según los vecinos, el accionar de los efectivos fue mucho más allá y se apropiaron incluso de las cajas de alimentos enviadas por Nación y que habían sido entregadas ayer por funcionarios municipales con motivo de las fiestas. Estos mismos funcionarios se encargaban de subrayar ayer que las canastas navideñas eran un regalo de la Presidenta.



"Nos explicaron que venía directamente de Nación para nosotros y hoy se las llevaron", se quejó una vecina. "Esto es en venganza por los saqueos del otro día, se llevaron cualquier comida que vieron, no les importaba si era robada o no", le dijo a Clarín otra vecina del humilde vecindario 2 de abril.



Según pudo constatar Clarín, la mayoría de las casas allanadas fueron vaciadas. Las alacenas y las cocinas parecen tierra arrasada por un temporal: desorden, decenas de huellas de barro y restos de basura en el suelo. Justo a unas pocas horas de Noche Buena, en hogares carenciados de Bariloche no hay nada para comer. Estos son los barrios que se encuentran cercanos a los supermercados Diarco y Changomás. Una buena cantidad de sus vecinos participaron de los saqueos del jueves.



"¿Que podemos hacer, ah? Acá se acabaron los planes, los subsidios, todo. Nosotros somos unos cuantos vecinos y estábamos trabajando en un plan, eran cuatro horas por día, pero después de trabajar casi dos meses nos dijeron que nos iban a pagar uno y no más", cuenta una dirigente de un grupo vecinal que organizó una actividad remunerada desde el municipio llamada "Vecinos por mi Barrio". Por esas cuatro horas de trabajo ocupadas en la limpieza de plazas y calles, los vecinos recibieron 1.200 pesos por familia hace apenas unas horas. El sueldo de noviembre.



"Yo fui al Changomás, pero saqué comida. Ahora vino "la gorra" y se llevó hasta la comida que yo había comprado", dice otra vecina. "Son unos hijos de puta, les pedimos a los supermercados que nos ayudaran a pasar estas fiestas porque está todo muy mal y los únicos que se pusieron fueron los del Todo; los otros, ni un carrito de alimento; Diarco, nada; Changomás, unos carros nomás", explica una mujer que participó en los saqueos.



Desde el municipio están repartiendo en los barrios unos vales de comida por 200 pesos para comprar en los comercios. "En todos lados ellos dicen que son vales por 500 mangos pero nada que ver, son 200 pesos", dice una vecina que espera por el suyo desde hace 10 días.



En los barrios del Alto, por estas horas casi no se observa gente en la calle. Al interior de los hogares hay tristeza y derrota. Los vecinos no festejarán esta noche, no tienen con qué. "Lo poco que teníamos para la noche se lo llevaron, hoy no vamos a hacer asado, vamos a dormir y chau", asegura un vecino que cuenta su historia en la puerta de su