Duhalde, Palito Ortega y El Cartel de Juarez

El cartel de Juárez, la mayor organización de narcotráfico de México, habría realizado giros por más de un millón de dólares para que el ex gobernador bonaerense Eduardo Duhalde financiara, junto a su compañero de fórmula Ramón Ortega, la campaña política con vistas a las elecciones
de 1999.
Sin embargo, y ante el estado público de los datos, el ex candidato presidencial salió al cruce de la información que recién trascendió ayer y desmintió haber recibido ayuda proveniente de organizaciones ilícitas para obtener los fondos necesarios que demandaban los gastos preelectorales.
El ingreso de dinero proveniente del Cartel al país, que habría alcanzado la suma de 100 millones de pesos, involucraría a la financiera Mercado Abierto, propiedad de Aldo Ducler, asesor de campaña de Ortega, a través de cuentas que la empresa tenía en el
Citibank de Nueva York.
Toda la información forma parte del libro “Ojos vendados. Estados Unidos y el negocio de la corrupción en América latina”, escrito por el periodista Andrés Oppenheimer.
Según se desprende de la investigación, el jefe de la máxima organización de narcotráfico de México,
Amado Carrillo Fuentes, también conocido como “El Señor de los Cielos”, “transfirió por lo menos 11,6 millones de dólares a la Argentina a través de una cuenta del Citibank en Nueva York perteneciente a Mercado Abierto, según una investigación del Servicio de Aduanas de Estados Unidos”.
En tanto, otro pormenorizado estudio que estuvo a cargo de Interpol de México sostiene que más de un millón de dólares transferido por el Cartel mexicano al país se encuentra “registrado en los libros contables de los narcotraficantes como entregado a la campaña del candidato presidencial Eduardo Duhalde y a su candidato a vicepresidente, Ramón Ortega”.
No obstante, y más allá de las transferencias bancarias, esta organización mexicana habría lavado 100 millones de dólares a través de compras de propiedades, principalmente estancias en la provincia de Buenos Aires, indica Oppenheimer.
El comienzo de la investigación del Servicio de Aduanas de Estados Unidos fue en 1997, y según los fiscales norteamericanos, Ducler siempre estuvo al tanto de que el dinero transferido a Buenos Aires, que era recogido por el agente de bienes raíces Nicolás Di tullio, provenían del Cartel de Juárez.
“Era sabido por Ducler, Di Tullio y el narcotraficante mexicano Jorge Iñíguez que dichas cuentas serían utilizadas para transferir dinero de la droga de Estados Unidos a la Argentina”, señaló el fiscal Alejandro Mayorkas en una acción judicial iniciada en febrero de 2000.
En tanto, un documento confidencial que obra en la procuraduría de Justicia de México, titulado “Inversiones en el Sur”, afirma que Ducler reportó a sus clientes mexicanos haber destinado 260.000 dólares “a la campaña política”, en referencia a la campaña de Duhalde, según declararon narcotraficantes detenidos. Según
Oppenheimer, funcionarios de Interpol de México cuentan con documentos que permiten afirmar que “un
millón fue para la campaña política de Ortega”.
Juan Miguel Ponce Edmonson, jefe de la Interpol mexicana, indicó que “era una rendición de cuentas que los testaferros argentinos enviaron al Cartel de Juárez. Ahí dice: ‘Gastamos tanto para la adquisición de tal propiedad, tanto para los vehículos, tanto para la campaña’”. Y agregó: “Esto demuestra que estamos hablando de donaciones directas del Cartel de Juárez a la campaña Duhalde-Ortega a través de sus testaferros argentinos”.
Además el funcionario aseguró haber informado al actual Gobierno de las transferencias de dinero irregular. “Duhalde no sabía nada, se enojó muchísimo cuando se enteró”, señaló a Oppenheimer el entonces jefe de campaña, Julio César Aráoz. Por su parte, Ortega describió se encargó de describir las aseveraciones de Interpol de México como “una novela china”.
Si bien durante algunos años —en la época de la dictadura militar— Duhalde se encontró lejos del poder, en 1983 la llegada de la democracia lo devolvió al cargo en medio de una crisis del Partido Justicialista que lo dejó en los primeros planos. Ya por entonces en la periferia de Lomas solían apodarlo papá porro, pero pocos conocían el origen y el porqué de ese mote. Con los años y las denuncias los vecinos irían atando cabos.
Cuando en 1999 intentó llegar a la Presidencia de la Nación puso como compañero de fórmula al ex cantante Ramón Palito Ortega, quien de un solo golpe consiguió un millón de dólares para los gastos de campaña. ¿Quién los depositaba? 'Un grupo de mexicanos con ganas de hacer negocios en Argentina que fueron contactados por mi asesor Aldo Ducler', fue la respuesta de Palito. Esos mexicanos no serían otros que los lugartenientes de Amado Carrillo Fuentes —el Señor de los cielos, capo del cartel de Juárez—, hombre que logró lavar más de 20 millones de dólares a través de la financiera Mercado Abierto, propiedad de Ducler, ex secretario de Hacienda de la dictadura y administrador de los fondos de la campaña de Palito Ortega".
Demasiada casualidad.
Duhalde, Palito Ortega y El Cartel de Juarez

0 comentarios - Duhalde, Palito Ortega y El Cartel de Juarez