Winner, el único ejemplar de la raza con el que contaba el zoológico porteño, falleció luego de las altas temperaturas registradas el lunes y el ruido causado por el uso de petardos en Nochebuena y Navidad.

Murió el oso polar del Zoo

El único oso polar con el que contaba el Zoológico porteño, murió este martes producto de las altas temperaturas registradas el lunes en el área metropolitana y el ruido generado por la pirotecnia en Navidad.

"Con profunda tristeza, queremos comunicarles que en murió nuestro oso polar, un animal muy querido por todo el personal del Zoo de Buenos Aires", afirmó la entidad a través de su Facebook.

"Como consecuencia de los inusuales picos de temperatura, combinado con la pirotecnia del 24 a la noche y el temperamento nervioso del oso, dificultaron la normal termorregulación, llevando a la muerte del mismo", agregó el Zoo.

Según la autopsia realizada al animal falleció por hipertermia. "La muerte por hipertermia tiene un contenido ambiental y otro individual asociado al temperamento del individuo", explicó el Zoológico.