Caminará hasta Alaska

Jorge Rey Grange llegó a Paraná junto a su perro. Partió desde Ushuaia en mayo para promover acciones contra el hambre y a favor de los derechos de niños y animales. El 5 de enero harán un festival en el Puerto.

Caminará hasta Alaska

Jorge Rey Grange tiene 33 años y desde hace casi siete meses dejó la ciudad de Ushuaia, donde vivía, para emprender a pie un extenso recorrido hasta Alaska. Es acompañado por su perro Caminante y ahora también por su esposa, con quien se casó hace 15 días en plena travesía.

La idea que lo movilizó a concretar tal iniciativa fue promover acciones solidarias que contribuyan a paliar la situación de mucha gente que padece alguna necesidad.

“Hay cosas que suceden y que no tienen una explicación. Cuando uno tiene un sueño todo el universo conspira para que se haga realidad”, dijo a UNO, emulando a Paulo Cohello, a la vez que aseveró: “Soy un soñador y creo que las personas también deben soñar que hay otras posibilidades; hay que devolverle la ilusión a la gente”.

Festival a beneficio en Paraná
A partir de estas ganas de soñar y de mantener viva la esperanza de que un mundo mejor es posible, fue que Rey Grange creó Caminando por la vida, el proyecto que busca congregar a personas de distintos países que quieran ser embajadoras de esta iniciativa.

En la capital provincial, Pablo Wasinger es una de ellas. El referente de la agrupación Unidos por nuestros hijos se sumó a este emprendimiento para brindar una mano.

Por este motivo el 5 de enero, a partir de las 16.30 se realizará un festival a beneficio en la Sala Mayo, en la zona del Puerto: “Habrá distintos números artísticos y la gente puede acercar alimentos no perecederos, ropa, calzado; en fin, lo que se pueda donar. La idea es que quienes estén en condiciones de hacerlo, nos dejen sus datos para que todos los meses puedan aportar un kilogramo de arroz o de harina, por ejemplo, que no significa mucho monetariamente pero que sirve de gran ayuda para quienes lo necesitan”, comentó.

“Pensamos en fundar un comedor en la zona del Volcadero, ya que creemos que es uno de los lugares más vulnerables de Paraná y donde se precisa colaboración”, agregó.

Por su parte, Jorge Rey Grange recordó que dentro de este proyecto se enmarca Alaska Pata, con la intención de unir los dos extremos de América caminando. “Ese día también habrá alcancías a disposición para quienes puedan colaborar, ya que este viaje se sustenta en base a donaciones de la gente; no tenemos sponsors ni ayuda oficial”, aclaró por último.

Hace 11 años hizo el mismo recorrido, pero en bicicleta
Alaska Pata se denomina el proyecto que le demandará a Jorge Rey Grange cuatro años de travesía a pie para llegar a la localidad de Fairbanks, en Alaska.

El recorrido que ya lleva hecho es de 4.600 kilómetros, en un lapso de siete meses. “Con Caminante, mi perro, salimos el 29 de mayo de Ushuaia, con temperaturas muy bajas, y el segundo día sufrí una hipotermia bastante severa. Por suerte me rescataron las fuerzas de Seguridad Vial de Tierra del Fuego”.

Este episodio no logró hacerlo desistir, sino por el contrario, sintió mayores ganas de continuar el camino que se había trazado para concretar su anhelo. “Hace 11 años hice este recorrido en bicicleta, con mi perra Alas, y aprendí muchísimo. Crecí como ser humano y supe que el sacrificio es la base vital para lograr el éxito. Las cosas se hacen paso a paso, nada se consigue de golpe. En ese viaje me di cuenta de que todo lo que un ser humano se propone lograr, puede hacerlo. Una de las enseñanzas más grandes que me dejó Alaska Bici en aquel momento fue que un sueño intentado es un sueño realizado”.

Jorge sabe hoy lo que es el sacrificio, pero sin embargo no baja los brazos. A las ampollas, el cansancio y el dolor físico que le causa la caminata que realiza a razón de 30 kilómetros por día, también se suman las alegrías: “Lo mejor que me pasó en el viaje fue mi esposa. Nos conocíamos de antes, pero hace 15 días nos reencontramos y decidimos casarnos. Ahora ella se incorpora a la travesía junto con su perra y seguimos viaje”, contó a UNO. Y si bien sabe que en el trayecto puede encontrarse con desavenencias tales como la estafa que sufrió hace poco en Buenos Aires, cuando los organizadores del festival que llevaron adelante se alzaron con todas las donaciones, también conoce que hay gente buena y solidaria dispuesta a seguir dando una mano.

5 comentarios - Caminará hasta Alaska

@edgar97 +3
Y pensar que hay viejas que van 80km de rodillas para besar una figura de yeso y no quieren caminar hasta el fondo del bondi a buscar asiento
@alex667 +3
y si pasa hambre se lastra al perro
@cdctgii
alguien sabe que le paso a este tipo? undia desaparecio de facebook y no se supo mas nada...