UNA DE LAS MENTIRAS DE 2011

Este 27/12 se cumple un año del ‘falso’ cáncer de Cristina
Un año se cumple este jueves (27/12) de una de las peores mentiras del kirchnerismo en el 2011: el falso cáncer de Cristina. El 27/12 de 2011 Alfredo Scoccimarro anunciaba que “durante la realización de estudios rutinarios, se detectó a la señora Presidenta un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides, pero a mediados de enero de este año, se conoció que la mandataria no tuvo ni tiene cáncer.

Este 27/12 se cumple un año del falso cáncer de cristina


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Fue el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro quien informaba, el 27/12 de 2011 que “durante la realización de estudios rutinarios, se detectó a la señora Presidenta un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides”. El 28/12 (Día de los Inocentes aunque no se trató de una broma) en la única aparición pública en la que habló del tema, Cristina Fernández contó que tenía cáncer y pidió “a todos la necesaria prudencia, equilibrio y contribución”.

Pero a mediados de enero de este año, se conoció que la mandataria no tuvo ni tiene cáncer. ¿Fue un mal diagnóstico? ¿Estrategia política para protagonismo vía victimización? ¿Generación de un hecho para entretenimiento de la opinión pública cuando llegaba el final de los subsidios energéticos? Son las preguntas que siguen resonando a un año del anuncio de la falsa enfermedad.

El 1er. análisis sobre los nódulos de la Presidenta fue hecho en Diagnóstico Maipú. Una versión que publicaba en ese entonces Clarín indicaba que esa institución habría evaluado que el nódulo que se le detectó a la Presidenta era “sospechoso”, y no un “carcinoma”, aunque ningún médico del lugar desmintió al Gobierno cuando se difundió que la Presidenta padecía cáncer.

Ni los médicos presidenciales, ni Pedro Saco, quien operó a Cristina, dieron explicaciones públicas sobre el tema.

A pocos días de la operación, el parte médico presidencial, firmado por los doctores Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros, decía que Cristina “se encuentra en óptimo estado general”, por lo que se había autorizado su alta de la internación en el Hospital Austral.

Luego de eso, Cristina usó su Twitter para contar que se encontraba en la Quinta de Olivos. Le agradeció “a todas las personas, ciudadanos, militantes y personalidades, por las muestras de afecto y preocupación”. Y “a Dios y a todo el pueblo argentino por las bendiciones recibidas...”.

No hubo comunicado que profundice las causas que podrían haber generado el fallido diagnóstico inicial que determinó que padecía un cáncer.

Ningún funcionario, ni los médicos que están a cargo de la salud presidencial, habían informado que existía una posibilidad de error, aunque mínima, en el diagnóstico inicial sobre la afección que se le había descubierto a la Presidenta el 22/12 de 2011.