Hizo una campaña de publicidad vestido con ropa de mujer y se volvió un éxito. Sus fotos estallan en las redes sociales y las ventas se multiplicaron por cinco.

Un abuelo de 72, la modelo más famosa de China

Abuelo

Las piernas largas, estilizadas, perfectas. Tiene el cuerpo de una modelo de 20 años. Impactante. Vestido de mujer, un abuelo de 72 años, es la modelo más famosa de China.

Liu Qianping se ha hecho famoso en su país por la campaña de ropa femenina en la que ha participado y con lo que ha conseguido quintuplicar las ventas de la casa de moda para la que ha posado, propiedad de su nieta.

Según informa la prensa en Beijing, Liu comenzó su tardía carrera en la alta costura hace solo una semana, y de forma casi fortuita, pero en pocos días sus fotos, en las que posa disfrazado con peluca y anteojos de sol, han corrido como la pólvora por las redes sociales

Diarios como el "Nuevo Pekín", People China, China News y hasta la Federación Mujeres de China se han hecho de la noticia.

El abuelo, que vive en un pueblo de la provincia de Hunan en el centro de China, promociona la ropa para jóvenes y adolescentes que vende su nieta, Lyv Ting.

Liu no tiene pudor en calzarse medias de lycra, minifaldas o guantes de seda al más puro estilo Rita Haiworth.

Su nieta contó que la idea surgió por casualidad, cuando invitó a su abuelo a viajar a la ciudad donde ella trabaja y le enseñó algunas de las ropas de su tienda, que vende por internet en el sitio Taobao.com, uno de los más populares del país.

De repente, Liu se puso una de las prendas, y dejó a su nieta con la boca abierta. El delgado abuelo tenía en realidad la misma percha que una joven veinteañera. La joven no dudó y le insistió hasta convencerlo de que posara como modelo, Lyv le pidió que fuera su modelo porque además hasta ese momento no había encontrado a su musa inspiradora.

Desde que hace una semana las fotos del abuelo aparecieran en la red, el número de visitantes a la web se ha multiplicado por cien, y las ventas por cinco.

"Imaginé que tendría más visitas, pero nunca pensé que habría una atención tan grande", aseguró Lyv, mientras que su abuelo parece encantado con la atención mediática.

"¿Por qué no hacerlo? Ayudo a mi nieta, no pierdo nada, todos estamos contentos... a mi edad, lo hago con alegría", le confesó al diario al "Nuevo Pekín".

ping

Qian