El video íntimo completo de Florencia Peña, sus 16 tórridos minutos desde la primera imagen hasta el “grand final” ya puede verse íntegro en portales abiertos de Internet, sin que mediara ningún trato entre Luis Ventura y sus eventuales tenedores. Investigadores del departamento de delitos informáticos de la Federal trabajan sobre la hipótesis, a esta altura la única, que el video íntimo de Florencia Peña ofrecido al periodista y editor Luis Ventura es otro video, que no tiene nada que ver con el que saltó a la vista en Internet hace menos de 48 horas.

El propio Ventura lo confesó al pasar en la víspera: “Hace unos 15 días una gente se había comunicado conmigo y me ofreció el video de Florencia Peña, pero no el que aparece en Internet”, afirmó, para conjeturar a renglón seguido con que se trata de “un video editado”. Tan editado que no es el mismo, le faltó decir, aunque a esta altura esa declaración resulta inminente.

No es el mismo video íntimo de Florencia Peña que primero manejó Ventura y hoy está en boca -y ojos- de todo el país.

Los tenedores del video ofrecido a Ventura, donde se ve a otra Florencia Peña completamente desenfrenada, en otra sesión privada, aún no cumplieron su promesa de liberarlo en Internet si no aparecían los 5 mil dólares que piden por el material.

La versión cierra por todos lados. Los tenedores del video -una fuente policial sindica que serían dos jóvenes hermanos avezados informáticos- saben que en caso de liberar el material a la vista pública sería el fin de sus pretensiones económicas. Ese video, cuyo “resumen” probatorio le fue provisto a Luis Ventura, permanece hasta estas horas inédito en Internet.

Mientras tanto, el otro video íntimo de Florencia Peña, publicado a destiempo en dos partes, una primera “soft” de 4 minutos y otra “dura” final de 12 minutos, continúa al tope absoluto del ranking de búsquedas y visualizaciones desde terminales situadas en Argentina y los países vecinos.

Un cálculo conservador estima que los primeros 4 minutos fueron vistos por no menos de 5 millones de personas, y los 12 minutos finales o el video completo de corrido, arañaría en la mañana del sábado el millón y medio de reproducciones con tendencia explosiva al alza.

Por ahora, el contenido del otro video íntimo de Florencia Peña, el mismo que provocó a Luis Ventura referir que “sus imágenes superan las que aparecen”, concentra las inquietudes de la propia afectada, su más estrecho círculo de amistades y la investigación policial.

Uno de los oficiales a cargo que pidió a Florencia Peña toda la información que tuviera sobre ambos videos, el ya conocido y el inédito, deslizó a la abogada de Florencia la opinión de que su publicación en Internet en es cuestión de horas.

En definitiva, para la expectativa que provoca, 5 mil dólares no parecen una valla suficiente.