Novedades Ejercito Argentino 01/01/2013 (Malvinas, Faa y EA)

Inversión para la producción del Pampa


A los ensayos de armamento con el Pampa remotorizado y la entrega de 4 de estos a la Fuerza Aérea, se suma la contratación por una auditoría de ingeniería aeronáutica a la Asociación de Investigaciones Tecnológicas, cuyos informes serán necesarios para obtener el Certificado de Producción Aeronáutica para la Defensa (CPAD) del proceso de fabricación del ala del Pampa, emitido por la Dirección General de Aeronavegabilidad Militar Conjunta (DIGAMC). Esta inversión de $ 268 mil facilitará el inicio de la vuelta a la producción en serie del aparato.

Novedades Ejercito Argentino 01/01/2013 (Malvinas, Faa y EA)



El Ejército Argentino prueba nuevo fusil de asalto


Recientemente el Ejercito Argentino ha pedido del Jefe del Estado Mayor General del Ejército, Tte Gral Luis Alberto Pozzi, solicitó la donación de un fusil Beretta ARX-160 de 5,56mm y un lanza granadas Beretta GLX-160 de 40mm. al fabricante italiano, el cual se efectivizó en manos del representante de la firma en la Argentina, Sr. Luis Fernández.
Se tiene previsto evaluarlo técnicamente en laboratorios y operacionalmente con las Fuerzas Especiales. La idea es reemplazar los fusiles de la familia Colt AR-15/M-16 y complementar a los Steyr AUG del mismo calibre.

El ARX-160 es la respuesta de la casa Beretta al ambicioso proyecto “Soldado del Futuro” emprendido por el ejército italiano. En realidad, se trata de una evolución del modelo AR-70/90, con importantes cambios que afectan principalmente a su versatilidad. En este sentido, el nuevo ARX-160 presenta una configuración completamente modular, lo que permite al soldado que lo tenga en dotación cambiar con facilidad su cañón e incorporarle diversos tipos de accesorios. Precisamente, el cambio de cañón, disponible en dos tamaños (40,6cm o 30,4cm), puede realizarse rápidamente y sin necesidad de herramientas.


Beretta ARX-160 con culata plegable

Otro componente fácilmente adaptable es la culata, plegable sobre el lado derecho del fusil y que permite reducir de forma considerable el tamaño del ARX-160. El usuario de este rifle diseñado por Beretta también puede escoger el lado por donde saldrán expulsadas las vainas vacías (izquierda o derecha), facilitando así el manejo para soldados diestros o zurdos.

El cuerpo externo del ARX-160 está construido con polímeros de alta resistencia. Respecto a sus mecanismos internos, este fusil de asalto opera mediante el contrastado y eficaz sistema de toma de gases. Su alimentación se ejecuta mediante cargadores extraíbles tipo STANAG con capacidad para almacenar hasta 30 cartuchos del calibre 5.56x45mm OTAN. Por otro lado, en la parte superior del rifle se ha colocado un amplio carril táctico tipo Picatinny que permite la instalación de diversos sistemas ópticos (visores, linternas, punteros láser, etc)

Junto con el ARX-160, Beretta también ha diseñado una versión con lanzagranadas incluido que ha denominado GLX-160. La instalación de este componente también resulta muy sencilla gracias a un raíl especial que va fijado justo en la zona del guardamanos. Además, si el soldado así lo requiere, también puede utilizarse como un arma independiente, pues dispone de su propio sistema de disparador, su propio sistema de miras, e incluso una culata ajustable. Por último, la palanca de modo de fuego se encuentra arriba del disparador y presenta tres posiciones: seguro o bloqueo, modo semiautomático, y fuego en modo automático.

Como contábamos al principio de este artículo, ha sido en este último mes de diciembre cuando el ejército de la República de Italia ha confirmado su primer pedido de este fusil de asalto. A pesar de haber sido aprobado oficialmente en marzo de 2009, las fuerzas armadas del país transalpino han decidido esperar varios meses hasta formalizar su primera compra. Tal vez, uno de los motivos de esta demora haya sido esperar a ver los resultados que este modelo ARX-160 daba en manos de los albaneses y mexicanos, los primeros países que apostaron por este rifle. En concreto, Albania realizó una compra de un centenar de unidades hace ya más de un año, mientras que México formalizó su pedido durante la Feria DESi (Defense & Security Equipment International) celebrada durante el pasado mes de septiembre en Londres.

El precio aproximado que uno de estos fusiles Beretta ARX-160 puede alcanzar en el mercado internacional ronda entre los 1.200 y los 1.500 euros, en función de los accesorios y el equipamiento final que presente todo el conjunto.

Ficha Técnica

- Fabricante: Beretta (Italia)
- Calibre: 5,56x45mm OTAN
- Longitud del cañón: 12” (30,4cm) o 16” (40,6cm)
- Longitud total: 92cm (con culata extendida y cañón de 16”)
- Peso: 3 kilogramos
- Accionamiento: Toma de gases
- Sistema de cierre: cerrojo rotativo
- Seguro manual ambidiestro
- Capacidad del cargador: 30 cartuchos
- Precio aproximado: 1.200-1.500 euros

malvinas


ejercito


Revelan nuevos secretos de la Guerra de Malvinas


El Archivo Nacional británico desclasificó más de 3.500 documentos secretos sobre la Guerra de Malvinas. Tras los 30 años de confidencialidad obligatoria, ahora salieron a la luz detalles de cómo actuó el gobierno inglés de Margaret Thatcher frente al conflicto. La mayoría de los trascendidos corresponden a diálogos sucedidos en las reuniones del subcomité para el Atlántico Sur y las Islas Malvinas del Reino Unido.

• El hundimiento del Belgrano

La decisión de atacar al crucero General Belgrano el 2 de mayo fue tomada por Margaret Thatcher y su gabinete, durante un encuentro en Chequers, la casa de campo que tiene el primer ministro del Reino Unido, en el que se decidió "flexibilizar" la zona de exclusión.

Los casi 3.500 documentos que desclasificó el Archivo Nacional británico sobre la Guerra de Malvinas tienen una carpeta titulada "el hundimiento del Belgrano", con telegramas y correspondencias enviados entre distintos representantes de la Cancillería sobre el incidente, considerado por Argentina como un crimen de guerra.

El 5 de mayo de 1982, durante una cena de representantes de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), el secretario del Eurogrupo, Kevin Tebbit, sostuvo que el entonces ministro de Defensa británico, John Nott, había afirmado: "La decisión política (de atacar al buque argentino) fue tomada por un grupo de ministros, liderados por la primer ministro".

El encuentro al que se refiere es el almuerzo que hubo en Chequers el 2 de mayo de 1982 donde, de acuerdo a la versión oficial de la historia británica y a distintas biografías, Thatcher dio la orden de hundir al Belgrano, pese a estar fuera de la zona de exclusión.

Según el entonces Canciller, Francis Pym, "si bien el incidente ocurrió fuera de la zona de exclusión, fue de acuerdo a las Reglas de Combate acordadas el 2 de mayo", mismo día del hundimiento.

En distintas correspondencias el ministro explicó que la posición británica es que la acción "se realizó en defensa personal" y se tomó también de acuerdo a una orden del 23 de abril de "atacar a cualquier buque o submarino que fuese una amenaza para el Grupo de Tareas".

Por su parte, John Weston, jefe del Departamento de Defensa del Foreign Office, reconoció que "el hundimiento del Belgrano respondió a una decisión de los ministros de flexibilizar las actuales reglas del combate para permitir a nuestros submarinos nucleares atacar los buques de guerra argentinos".

A diferencia de lo que habría dicho Nott y de la historia oficial, Weston explicó que en ese almuerzo que encabezó Thatcher se tomó esa decisión, pero sin mención específica a ningún barco.

Las correspondencias dejan en claro que Londres estaba al tanto que el ataque que realizó el submarino nuclear HMS Conqueror y que causó la muerte a 323 soldados argentinos, ocurrió a 30 millas naúticas al sudeste de la zona de no agresión.

El Reino Unido era tan consciente de su acción que el jefe de la delegación británica ante las Naciones Unidas estaba "preocupado" que "pueda tener un efecto adverso en el sentimiento" de la organización respecto al papel británico en el conflicto.

Otras correspondencias reveladas muestran cuestionamientos a la forma en que el Reino Unido se comportó para intentar rescatar a los sobrevivientes del Belgrano.

Una de las cartas, firmadas por el funcionario de la Cancillería británica Terence Steggle tres días después del ataque, sostiene que "el Ministerio de Defensa ordenó al Grupo de Tareas no interferir con los buques argentinos involucrados en operaciones de rescate, pero no quieren que esto sea conocido por el público".

• EEUU quería un acuerdo político

Los archivos también revelaron que Thatcher estuvo dispuesta a negociar un acuerdo por el status político de las Islas Malvinas en 1982 tras el desembarco argentino, presionada por Estados Unidos para lograr una solución pacífica al conflicto. Entre otras cuestiones, los documentos muestran que Thatcher fue tomada por sorpresa por el intento de la dictadura argentina de recuperar el archipiélago por la fuerza, exhiben su cercanía con el ex presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, y muestran que hubo planes de secuestrar los misiles Exocet transportados desde Francia.

Además, revelan que desde el 2 de abril y hasta el avance de las fuerzas británicas a la zona del conflicto, la entonces primer ministro estuvo dispuesta retomar las negociaciones por la soberanía.

"La retirada de las fuerzas argentinas se podrían haber asegurado sin necesidad de acción militar. Argentina hubiese ganado representación en una comisión provisional y un compromiso para la realización de negociaciones que decidan el estatus definitivo de las islas antes de fin de año", dijo.

"Repugnante como era que el agresor gane algo con su agresión, parecía un precio aceptable a pagar", agregó, respondiendo a las presiones que ejerció el secretario de Estado de Estados Unidos de ese entonces, Alexander Haig, para lograr una solución pacífica.

En la quinta reunión del comité que el Reino Unido creó para seguir el conflicto, el 12 de abril, la "Dama de Hierro" explicó que los puntos del acuerdo diplomático propuesto por Haig eran "aceptables" y "podrán ser defendidas en el Parlamento".

La iniciativa incluyó crear un período provisional donde se marcase una zona de desmilitarización para ambos países, representación argentina en los consejos ejecutivos y legislativos de las islas y la creación de una comisión especial que recomiende el manejo de temas como el transporte y las comunicaciones.

En el siguiente encuentro, un día después, Londres aceptó poner como plazo el 31 de diciembre para terminar con ese interinato y empezar a negociar el estatus definitivo de las islas.

Durante su intervención, Thatcher se opuso a que el proceso se lo llame "descolonización", solicitó que Estados Unidos tome un rol militar "por si la crisis se renueva a fin de año" y que "el deseo de los isleños será central en la posición" de su gobierno.

En otra reunión, la conservadora sostuvo que un acuerdo por la soberanía de las Malvinas, no tiene que incluir necesariamente a las islas Georgia y Sandwich "que son de suma importancia para los reclamos relacionados a la Antártida".

Los encuentros posteriores dan cuenta de los resultados "inquietantes" y "decepcionantes" de las negociaciones que Haig realizó en Buenos Aires "que no salvaguardan los intereses y principios esenciales británicos con respecto al retiro de las fuerzas militares, la administración interina y un acuerdo a largo plazo donde se respeten los deseos de los isleños".

El 25 de abril, el Reino Unido tomó posesión de la Georgia del Sur, lo que según Thatcher "cambió radicalmente la situación" y dos semanas antes de la rendición argentina, su posición se modificó al punto de negarse al pedido de Reagan de mostrar voluntad al diálogo.

"Hubiesen actuado igual si era Alaska la que estaba amenazada", le respondió la inglesa en una conversación que ambos líderes mantuvieron el 31 de mayo de 1982.

Sin embargo, en ese diálogo, Thatcher admitió que tras la guerra estaba "dispuesta a considerar un cambio y no necesariamente esperar un retorno al statu quo anterior a la invasión".

"El futuro probablemente reside en un acuerdo que no supone ni la soberanía británica o argentina, sino alguna forma de independencia o cuasi-independencia de las islas", concluyó.

• El ataque español que no fue

Otro documento reveló que la exprimera ministra británica temió que España pudiera atacar Gibraltar mientras el Reino Unido estaba inmerso en la Guerra. Los documentos desclasificados de los Archivos Nacionales, tras los 30 años de confidencialidad obligatorios, revelan también que la invasión argentina tomó por sorpresa a Thatcher, que consideraba que tal acto sería "estúpido" y que sólo vio que era una posibilidad real cuando le mostraron pruebas un par de días antes de la ofensiva.

De acuerdo con estos documentos, que abordan varios aspectos de la guerra, Thatcher ordenó reforzar las defensas del Peñón de Gibraltar pese a que sus asesores veían poco probable un golpe por parte del Ejército español.

"Entiendo que la primera ministra expresó preocupación por las implicancias de la crisis de las Malvinas para Gibraltar, en particular a la luz de los informes que indican que la reacción de la prensa española ha sido de júbilo", señala una nota del secretario de entonces de la política conservadora. No obstante, según este funcionario la opinión de los militares era diferente.

"No tenemos razones para creer que haya una mayor amenaza militar contra Gibraltar por parte del Gobierno español", escribió el entonces secretario, según difundió la agencia de noticias EFE.

El funcionario relata que el Comité conjunto de Inteligencia creía que España tenía "la capacidad militar de lanzar un ataque a corto plazo", pero también apuntaba que era "muy improbable que ocurra un ataque bajo el actual Gobierno".

Pero Thatcher mantuvo sus suspicacias y, según revelan los documentos desclasificados hoy, escribió en el margen de esa nota con rotulador que tal valoración "se asemeja sospechosamente" a la que se había hecho sobre Argentina antes de que ese país desembarcara en Malvinas.

En abril de 1982 -en plena Guerra de Malvinas, que transcurrió del 2 de abril al 14 de junio-, se supo que el Ejército español planeaba un ejercicio anfibio, y aunque se creyó improbable que derivara en un ataque, el Reino Unido reforzó las defensas aéreas de Gibraltar.

Ese ejercicio pasó sin incidentes y finalmente la Guerra de Malvinas, que empezó con un desembarco argentino para recuperar sus derechos históricos de soberanía, no tuvo ningún impacto en la colonia británica al sur de España que aún hoy sigue en manos del coloniaje británico.


aerea



Londres desclasifica archivos sobre Malvinas y hablan de armas libias para los argentinos


Documentos británicos históricos desclasificados recién ahora, revelaron una trama del coronel libio Muamar el Gadafi para facilitar armas a la junta militar argentina durante la guerra de las Malvinas, en 1982.
Un diplomático británico de la Real Fuerza Aérea descubrió el complot, que tenía su base de operaciones en Brasil, según revelan estos documentos que ven la luz luego de los 30 años de confidencialidad obligatoria.
Estos textos están conservados en el Archivo Nacional de Londres; allí se cuenta que este agente tuvo conocimiento de que los argentinos estaban usando el aeropuerto de Recife en Brasil como escala del suministro de armas desde Libia hacia la Argentina.
La historia que parece sacada del guión de una película de la “guerra fría”, continúa diciendo que este “air attaché” consiguió que un contacto suyo en el aeropuerto embarcara en uno de los vuelos Boeing 707 de Aerolíneas Argentinas, donde fue testigo de seis largas cajas de madera en las que supuestamente se transportaban misiles.
El embajador del Reino Unido en Brasilia, George Harding, escribió el 31 de mayo de 1982 -en plena guerra de las Malvinas- al ministerio de Relaciones Exteriores de su país para contar lo sucedido.
El agregado militar del Ejército del aire observó al acercarse a un avión argentino que “la tripulación estaba muy nerviosa, y se veían guardas de seguridad armados”, cuenta el embajador.
“La fuente (que se infiltró) es la única persona a la que se ha permitido embarcar, lo que refleja tanto su posición privilegiada como su vulnerabilidad”, continua el diplomático.
En tanto el agregado militar escribió por su parte que había visto cómo “el capitán del avión y dos miembros de su tripulación hablaban con el cónsul argentino”, mientras otras tres personas guardaban el avión “con armas”.
El Foreign Office desechó la posibilidad que se estuvieran transportando los misiles Exocet que habían causado estragos en el ejército británico, pero pidió que se detuviera el suministro.
El embajador Harding a su vez desaconsejó un ataque directo contra Brasil, aun sabiendo que había “connivencia de algunas autoridades brasileñas”, ya que ello “sería difícil a nivel operativo” y tendría graves “consecuencias políticas”.
Posteriormente el Foreign Office descartó esa “acción directa” en territorio brasileño o contra aviones en vuelo, y eligió provocar que el propio Gobierno brasileño tuviera que detener los vuelos filtrando información sobre estos mediante un tercer país, señalan los documentos oficiales divulgados hoy.
En estos informes guardados durante 30 años, se puede leer sobre otros aspectos del conflicto bélico entre ambos países, como que el entonces primer mandatario de Estados Unidos, Ronald Reagan, intentó varias veces y sin resultados, de convencer a la primera ministra británica Margaret Thatcher de cesar en su empeño de recapturar el archipiélago.


Fuerza



Thatcher instó a robar los misiles Exocet durante la Guerra por Malvinas


Sir Michael Havers, abogado y oficial británico perteneciente a la fiscalía general instó a la primera ministro Margaret Thatcher a robar los misiles franceses AM-39 Exocet para evitar que acaben en manos del enemigo. El ingenioso plan se pone de manifiesto en los documentos previamente secretos entregados éste Viernes a los Archivos Nacionales, que muestran cómo el gobierno británico intentó boicotear la solidaridad sudamericana hacia Argentina.

El 1 de junio de 1982, el fiscal general envió una nota manuscrita a Margaret Thatcher,, subrayando su plan para secuestrar misiles transportados a través de América del Sur. Fue ideado por un amigo, Charles Hughesdon, que dirigía una compañía de carga aérea. "El riesgo de reabastecimiento para los argentinos de más misiles Exocet era una causa justificada de todas las opciones para evitar esto - aun más el camino de salida, que puede ser considerado más apropiado para una película de James Bond", dijo Havers.

La idea era presentar ofertas para el contrato de carga "si el país exportador no querrá arriesgar su propio avión por razones publicitarias". Explicó: "El jefe de carga tiene el control total sobre el vuelo y por lo tanto podría redirigir el avión, en tránsito, a (por ejemplo) Bermuda Esto costará dinero (esto es un negocio sucio caro) pero que, en mi opinión, era barato en relación al precio que debía pagar la Roya Navy con nuevos ataques de misiles Exocet.

Fueron los franceses quienes poseían las mayores existencias de éstas armas mortales. Thatcher envió un pedido secreto al presidente francés François Mitterrand, rogándole de retrasar la exportación de más misiles Exocet franceses a América del Sur.

En su telegrama el 30 de mayo de 1982, dijo colegas del gabinete estaban "consternados por la perspectiva de Francia el suministro de estos misiles al Perú cuando, como usted mismo ha acordado, no puede haber ninguna duda de que el Perú va a pasar en la Argentina".

En realidad nada nuevo, ya se sabía que Perú había solicitado una partida urgente de AM-39 Exocet para ésa época y que estaba destinada a utilizarlos con sus Sea king. Pero dicho envío se demoró por una decisión del gobierno francés, evidentemente influenciado por el pedido británico. Años atrás ya había leído que una de las opciones para evitar la llegada de los Exocet era "secuestrar" el vuelo y estaba en la idea involucrada gente del servicio secreto inglés (CI5). el resto de la nota habla bastante sobre la participación chilena en el conflicto, y nuevamente no revela nada nuevo.


Instalarán una planta de combustible aeronáutico en Ezeiza


La planta está proyectada para asegurar el abastecimiento de combustible en la estación aérea durante los próximos 30 años. El diseño de la planta tendrá especial consideración en la necesidad de Aerolíneas Argentinas.

El Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), Aerolíneas Argentinas, Aeropuertos Argentina 2000 (AA 2000) e YPF firmaron un acuerdo con la intención deinstalar y operar una planta de almacenamiento y distribución de combustible de uso aeronáutico (Jet A1) dentro del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini en Ezeiza.

Según un comunicado emitido por Aerolíneas Argentinas, el convenio, rubricado ante el Subsecretario de Transporte Aerocomercial de la Nación, establece la factibilidad y conveniencia de desarrollar, en forma conjunta, la construcción, operación y administración de la mencionada planta, así como la recepción, almacenamiento de combustible, distribución a través de la red de hidrantes del aeropuerto y carga into plane.

El ORSNA, conjuntamente con YPF, financiarán la construcción de la Planta y Sistemas Asociados, y AA2000 contribuirá con los hidrantes ya construidos en el área de plataforma del aeropuerto.

El diseño de la planta tendrá especial consideración en la necesidad de Aerolíneas Argentinas de asegurar una capacidad logística y volumen que permita su expansión doméstica e internacional y teniendo en cuenta que la compañía aérea de bandera es quien tiene la mayor participación en el consumo de aerocombustibles del mercado local.

Con la presencia del Subsecretario de Transporte Aerocomercial, Manuel Baladrón; el acuerdo fue firmado por el titular del ORSNA, Guillermo Vitali; el Presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde; el CEO de AA 2000, Fernando Pelaez, y el Director de YPF, Carlos Alfonsi, en una ceremonia que se llevó a cabo en dependencias de la Secretaria de Transporte de la Nación.

argentino


Prefectura adquiere lanchas de frontera

Prefectura Naval Argentina se encuentra en proceso de adquisición de 7 nuevas lanchas de frontera modelo Toro (Sea Bull) al Astillero Tecnao, que se sumarán a las 45 vigentes. Esta embarcación, de 7,7 mts de eslora, es capaz de transportar 10 personas y está preparada para instalar sistemas de artillería. Contando la incorporación de plantas motrices Volvo Penta de 260 HP, se invertirá un total de $ 6,5 millones.

gendarmeria



Gendarmería modernizará aeronaves


El Servicio de Aviación de Gendarmería procederá a modernizar dos aviones afectados al operativo de seguridad del Rally Dakar 2013 en el norte argentino. Las aeronaves recibirán un navegador Garmin GNS 430W y otros accesorios de comunicaciones, como el receptor ADF KR-87 y el equipo Bendix King KX-165A. Estos elementos se instalarán en un Pilatus PC-6 y un Cessna TU-206.


Novedades Ejercito Argentino 01/01/2013 (Malvinas, Faa y EA)

Comentarios Destacados

5 comentarios - Novedades Ejercito Argentino 01/01/2013 (Malvinas, Faa y EA)

@tomasalberio3 +8
malvinas

Está debe ser bestial y mas pesada que la san puta
@Gada-601 +4
No creo, quiza los materiales sean mas ligeros
@marloco2 +1
cada vez mas se ve el error que fue esa guerra, tenian todo listo para empezar un dialogo, ahora olvidense..
@zz_Manuel_zz +2
Ojala se apruebe un presupuesto para el ARX-160, ojala no se lo termine robando la presidencia...
@river-manda +1
Espero que argentina se termine aliando a Russia