La Presidente le envió una carta al primer ministro británico en la que le pidió "poner fin al colonialismo". "Argentina fue despojada por la fuerza de las Malvinas, situadas 14.000 kilometros de Londres", comienza el texto.

Cristina a Inglaterra:Devuelvan las Islas Malvinas


La presidente Cristina Fernández de Kirchner instó al primer ministro británico, David Cameron, a "poner fin al colonialismo" y "devolver las Malvinas", en una carta dirigida al jefe del Gobierno del Reino Unido cuyo contenido adelanta en su versión digital el periódico The Guardian.


En la misiva, que se publicará el jueves en la edición impresa de este diario británico en formato de anuncio, así como en otros rotativos, Fernández indica que el Reino Unido debería cumplir con una resolución de Naciones Unidas de 1960 en la que se urge a los Estados miembros a "zanjar el colonialismo en todas sus formas y manifestaciones".


Según señala la Presidente en su mensaje a Cameron, "con copia" al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el Gobierno británico debería comenzar las negociaciones sobre la soberanía de las islas, que "le fueron quitadas a la fuerza" a Argentina "exactamente hace 180 años, el 3 de enero de 1833".


En la carta, Cristina recuerda que las Malvinas se encuentran a "8.700 millas (14.000 kilómetros) de Londres" y dice que la Marina británica expulsó a los argentinos que originariamente habitaban el archipiélago reemplazándolos por británicos, "en un ejercicio evidente de colonialismo en el siglo XIX".


El diario The Guardian afirma que este último movimiento de Fernández sigue a la decisión adoptada el pasado mes por el Reino Unido de denominar Tierra de la Reina Isabel a un área del Sector Antártico Argentino, una pretensión que en Buenos Aires se consideró "provocadora".


Además, el periódico añade que la presidenta y sus asesores parecen estar convencidos de que, si mantienen candente el asunto de las Malvinas en los medios de comunicación, eventualmente se forzará a Londres a negociar por la soberanía de las islas.


En este sentido, la Presidente destaca en la carta al premier británico que no solo Latinoamérica, sino también la amplia mayoría de las personas y gobiernos del mundo coinciden con la demanda de Argentina y "rechazan el colonialismo".


Argentina y el Reino Unido mantienen una disputa por las Islas Malvinas, en el Atlántico sur, bajo dominación británica y cuya soberanía reclama el país suramericano, que en 1982 se enfrentó en una guerra con esa nación europea.