Había sido descubierto mediante una cámara oculta y tras realizar un allanamiento encontraron cocaína en su oficina. Quiso impugnar la causa pero la Cámara de Casación confirmó una condena llamativa
Falopa en el Congreso: pagaron $50 de multa nomás
En 2007, Alejandro Saidán se desempeñaba como empleado del Congreso de la Nación y fue protagonista de un escándalo, al ser detenido por la supuesta comercialización de estupefacientes adentro del Parlamento.

El acusado, que se desempeñaba en la Dirección de Comisiones de la Cámara de Diputados, fue apresado tras una investigación periodística y entonces comenzó un proceso judicial.

El material que aportó una cámara oculta hizo que la Justicia ordenara allanar la oficina que Saidán tenía en el Congreso, donde fueron hallados, en un cajón de un escritorio, 4,3 gramos de cocaína de baja pureza.

Días después, las autoridades encontraron otros indicios sobre el manejo de estupefacientes en la casa del imputado, situada en la localidad bonaerense de Martínez.

Sin embargo, el Tribunal Oral Federal 4 había condenado el 17 de marzo de 2011 al hombre por el delito de "tenencia simple de estupefacientes", tras excluir la figura de "venta", lo que hubiera significado una pena mayor.

Ahora la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, con las firmas de los jueces Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Juan Gemignani, confirmó que Saidán fue condenado a dos años y seis meses de prisión en suspenso y deberá pagar una multa de $50 pesos.

La Cámara de Casación rechazó la apelación planteada por la defensa oficial del imputado, quien en 2007 había quedado expuesto tras la exhibición de las imágenes televisivas.