Otra vez la sospechada de corrupción Hebe de Bonafini enfiló contra la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Hebe Pastor de Bonafini pronunció un discurso lleno de críticas contra los jueces por su accionar en la Ley de Medios, sin ahorrar improperios. Acusó a la Corte Suprema de "estar del lado de los medios" y prometió ir cada jueves hasta las puertas del Palacio de Justicia hasta que la norma se aplique.

Bonafini: Cuando nos hartemos entraremos a los Tribunales

Hebe de Bonafini lideró una marcha de las Madres de Plaza de Mayo hasta el Palacio de Tribunales, donde exigió que se resuelva la disputa que existe por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, cuya aplicación plena se encuentra suspendida y es objeto de análisis de diferentes instancias del Poder Judicial, incluyendo la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

No fue la primera vez que Bonafini hizo una movilización a Tribunales ni el 1er. exabrupto de la dirigente clientelar de los Kirchner, sometida a una investigación judicial muy beneficiosa para ella por la utilización de dinero público en la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

"Hoy estamos en la puerta; el día que nos hartemos vamos a entrar y veremos qué pasa", amenazó la amiga de Eugenio Raúl Zaffaroni, uno de los ministros de la Corte Suprema. Y agregó: "A ver si estos señores se ponen las pelotas para hacer lo que tienen que hacer".

Al referirse a ese caso, Bonafini sostuvo que muchos jueces "les tienen miedo a los medios". Incluso habló de magistrados "que son pagos por los medios". Y añadió que "las Madres y el pueblo los van a juzgar y condenar".

En ese sentido, aseguró que la agrupación que lidera trasladará sus habituales rondas de los jueves de la Plaza de Mayo hasta el edificio donde funcionan los tribunales para exigir que se cumpla la norma. "Vamos a seguir viniendo hasta tener resultados", prometió.

Bonafini apuntó directamente contra el máximo tribunal del país. "Repudiamos esta Corte que de Suprema no tiene nada, están al lado de los medios", lanzó. Excluyó de su diatriba, obviamente, al magistrado Zaffaroni ("Es lo más grande que tenemos", afirmó en referencia al penalista conocido por sus preferencias sexuales y el alquiler de inmuebles a personas que ejercían comercio sexual).

Pero acerca del presidente del cuerpo, Ricardo Lorenzetti, ella dijo: "Es de los jueces que invitarían a (Héctor) Magnetto al casamiento de sus hijos".

Al finalizar el acto, advirtió: "Vamos a venir todos los jueves hasta la puerta de Tribunales hasta que nos hartemos".

Texto completo

"Compañeros de todos los jueves, a la prensa que también respondió, a los que vienen por primera vez, a los que nos ayudaron a cortar la calle, es un acto de todos hoy, parece mentira pero es así, antes nos pegaban y ahora nos cortan la calle, muy bueno. Las Madres decidimos hacer este acto, las Madres decidimos hacer este acto para contarle sobre todo a la gente joven, mostrarle que son los mismos. Cuando nos llevaban a los hijos lo primero que hacíamos era hacer un Habeas Corpus. Estos jueces, estos jueces, los del sistema, no querían aceptar los Habeas Corpus, entonces nos decían 'no señora, su hijo se fue con otra mujer' o si era una chica 'se fue con otro muchacho', 'estarán pasando lindos momentos' y no aceptaban los Habeas Corpus."

"Cuando peleábamos mucho, en La Plata un día al juez Russo yo lo recontraputeé porque no quería aceptar el Habeas Corpus y me metió presa. Estos son los mismos jueces, no son otros, a la vez que en Clarín y en La Nación salían 'muertos en enfrentamientos' cuando eran viles fusilamientos, o sea que no ha cambiado ni la prensa, ni los jueces; son los mismos.

Hay justicia que está llevada por algunos hombres, como Zaffaroni, que es lo más grande que tenemos y como los jueces que firmaron la solicitada para mostrar que hay jueces diferentes. Ellos son de otra clase social, no son de nuestra clase. Lorenzetti, como decía hoy Víctor Hugo, Lorenzetti al casamiento de sus hijos y a fin de año no nos invita a nosotros, lo invita a Magnetto y se junta con Magnetto, convencidos de su propia clase. Quisimos hacer este acto aquí –compañeros no me obliguen a gritar que no puedo, cuando yo termino griten todo lo que quieran, porque si no me tengo que fatigar – nosotras estamos convencidas de que este acto que decidimos hacer las Madres antes de ayer tiene que ver con el repudio más profundo a esta Corte Suprema, que de suprema no tiene nada y de corte tiene menos. Estos tipos están al lado no del pueblo, sino de los grandes medios, porque son pagos por ellos, sostenidos por ellos. Ellos no quieren la ley, la Ley de Medios no la quieren, no quieren la justicia porque es la que los va a condenar. Estos tipos que están acá, aferrados al sillón de la Corte Suprema no se dan cuenta que un día el pueblo, las Madres los vamos a juzgar primero en la Plaza, y después tendrán que ir a los Tribunales que ellos desechan hoy. Así es que compañeros, estamos convencidas de que este pueblo que salió a la calle, que nos acompañó, también nos va a acompañar a condenar a una Corte Suprema que desecha la Ley, que repudia la ley, que no quiere la Ley de Medios porque está al lado del opresor, del mismo que secuestró, que torturó, que violó, que aceptó los campos de concentración. Estos jueces de la Corte Suprema aceptaron los campos de concentración, lamento que haya dos mujeres entre ellos. La verdad, también repudio a esas dos mujeres que no son capaces de ponerse al frente y decir: 'Renunciamos, no queremos esta Corte Suprema'. Ellos no aceptan las leyes, los que tendrían que imponer la ley, porque la ley se les da vuelta contra ellos. Ellos no saben lo que es vivir en democracia. Ellos saben vivir nada más que con gobiernos dictatoriales. Esos que te encerraban, esos que te pegaban, te torturaban, te quemaban la casa, te dejaban sin trabajo, sin familia, sin hijos, sin posibilidad, a pura cárcel y a puro campo de concentración. Señores, se acabó. Cristina y Néstor dijeron basta. La ley de Obediencia Debida no está más. Ahora van a hacer juzgados y condenados, militares y civiles, políticos, burócratas sindicales. Todos los que vayan contra la ley en algún momento van a tener que ser condenados, porque la ley está para cumplirla. Y ellos no quieren cumplir la ley, pero el pueblo en la calle va a insistir tanto que alguna vez se van a tener que dar cuenta. No se cuántas marchas vamos a tener que hacer. Haremos todas las necesarias hasta que la Ley de Medios se cumpla.

Vamos a venir a Tribunales, hoy en la puerta, respetando que Sabbatella pidió también una entrevista con la Corte. Por ahora estamos en la puerta. El día que nos hartemos entraremos adentro y a ver qué pasa. Compañeros, las Madres estamos acostumbradas a ser respetuosas de lo que hace Cristina y de lo que hace el gobierno. Vamos a respetar lo que hicieron ellos. Si eso no da resultado, seguiremos viniendo cada jueves a esta puerta; y cuando nos cansemos -como dije antes- entraremos a los Tribunales a ver si estos señores alguna vez se ponen las pelotas que no tienen para hacer lo que tienen que hacer. Porque lo único que tienen es miedo a los medios, les tienen miedo, saben que se sostienen por ellos. Así que compañeros, las Madres, que nunca les tuvimos miedo a los medios porque nos dijeron de todo, nos insultaron, nos dilapidaron. Y acá estamos más fuertes que nunca, no van a poder con nosotras. ¡Ni los jueces, ni los medios, ni tanto hijo de puta suelto que anda por ahí!"