La historia de Toldo, el gato que visita a su dueño en el cementerio


El animal, de tres años, extraña tanto al hombre que lo crió que decidió llevarle "regalos" a su tumba casi todos los días, aún a pesar del mal clima.

El gato que visita a su dueño en el cementerio

El gato Toldo le dio una lección de amor y perseverancia a los habitantes de la localidad italiana de Montagnana, en la región de Pistoia, donde visita de manera regular la tumba de su dueño, quien murió en noviembre de 2011.

Toldo, de tres años, fue criado por Renzo Iozzelli, quien falleció el 22 de septiembre de 2011 a los 71, informó el sitio italiano Corriere Fiorentino. A partir de esa triste fecha, el felino comenzó a merodear la tumba de su amado dueño y le empezó a llevar hojas, ramas y hasta vasos de plástico.

Ada, la viuda de Renzo, fue quien descubrió que su gato se escapaba de la casa familiar para visitar la tumba del hombre. De hecho, el felino acompañó el cortejo fúnebre al momento del entierro. "Es un gato especial", reconoció la mujer.

La historia de Toldo recuerda a la de Capitán, el perro mestizo que montó guardia en la tumba de su dueño en el cementerio de Villa Carlos Paz, en Córdoba.