Cristina K. contra la justicia: Otro duro embate

Otro duro embate de Cristina contra la Justicia
La Presidenta cuestionó otra vez a la Cámara Civil y Comercial por sus fallos sobre la Ley de Medios y la expropiación de la Rural.

justicia

Son frases cortas, micromensajes, pero que tienen a la vez, y leídos en conjunto, una enorme potencia e impacto político. La presidenta, Cristina Fernández, usó ayer su cuenta de la red social Twitter para criticar a los jueces que fallan en contra del Gobierno, a los medios, la oposición, y también para defender al ministro de Justicia, Julio Alak, por el asado para dos mil personas que organizó en la ex ESMA.

El tuiteo presidencial se desató un día después de que la Cámara Civil y Comercial suspendió el decreto de expropiación del predio de la Sociedad Rural.

Es el mismo tribunal que está analizando el expediente que debe determinar si los artículos 161 y 45 de la Ley de Medios son constitucionales. Los jueces que lo integran ya fallaron una vez en contra de los deseos de la Casa Rosada. Fue por eso que Cristina dijo ayer que integraban la "Cámara en lo Clarín y lo Rural".

"En un desequilibrio del sistema democrático, jueces gobiernan anulando decisiones propias intransferibles del Ejecutivo y el Legislativo", tuiteó la Presidenta sobre esa cuestión, luego de este otro: "No sólo se quiebra el principio de igualdad ante la ley sino que, además, surge un superpoder sobre el Ejecutivo y el Legislativo".

Usando la retórica, se había preguntado antes cómo había fallado la Cámara Civil y Comercial: "¿A favor del Estado o de la Sociedad Rural Argentina?". Su auto-respuesta incluyó una definición política que cerró con una palabra en inglés: "A favor de las corporaciones, siempre. Always".

El enojo presidencial con la Cámara se explicitó en otro mensaje escrito en menos de 140 caracteres, la regla de Twitter: "Esta Cámara ha traspasado -y se le ha permitido traspasar- todos los límites".

Según ella, en el caso del expediente de La Rural, los camaristas se arrogaron una "competencia propia del fuero contencioso administrativo", una explicación que dijo que era muy técnica "para el hombre común".

También acusó a los jueces de haber convalidado "un acto calificado por el juez federal competente como una sustracción al Estado Nacional (en criollo leasé (sic): Un robo)".

Aludiendo a detalles de la causa por el predio de La Rural, escribió que "a cualquier ciudadano que no paga las cuotas de su hipoteca o su auto, se lo sacan. A la Sociedad Rural, no".

Siguiendo esa argumentación, antes había definido la actuación de los magistrados que integran la Cámara así: "Nada les importó. Eso no es inmunidad judicial, es impunidad judicial".

En una especie de discurso virtual y fragmentado, cualidades de la comunicación a través de Twitter, la Presidenta también hizo alusión a la Ley de Medios: "La Ley de Medios está suspendida desde hace 4 años: el período completo de un presidente electo, un gobernador o un legislador".

Fue después de escribir eso que dijo que la Justicia "surge" como "un superpoder sobre el Ejecutivo y el Legislativo".

La cadena de tuits de la Presidenta se desarrolló con un estilo de escritura particular, en el que exploró la ironía, buscó el humor y utilizó palabras coloquiales.

Fueron 22 mensajes cortos escritos en pocos minutos. Sus consecuencias y repercusiones se extenderán por un lapso mucho más prolongado.









Kirchner

cristina