Gastón Soffritti: "Barbarita es una mujer, no una niña como dice Nazarena"
Gastón"Barbarita es una mujer, no una niña como dice

El actor de Los Grimaldi habló en AM acerca de su flamante romance con la hija de Vélez y reveló cómo fue la charla en la que le contó sus sentimientos a ¿su suegra?
Gastón Soffritti es el galán teen del momento: después del éxito de Graduados, el actor se transformó en el más deseado por las adolescentes a fuerza de pinta, talento y simpatía. Y, precisamente, el lunes a la mañana hizo gala de su faceta más locuaz a la hora de hablar de su flamante romance con Barbarita Vélez, la hija de Nazarena, el cual le había confirmado en exclusiva a Ciudad.com.
niña

“Primero, aclaremos que no somos porque sino se me va a complicar un poco más en la temporada, la madre es mi jefa…”, dijo Gastón en un móvil para AM sobre la relación con su compañera de Los Grimaldi, obra que produce Nazarena.
mujer

“Nos llevamos increíble con Barbarita y la verdad es que no hace mucho tiempo que pasa algo, si le querés poner un título. Así que vamos de a poquito, nos estamos conociendo recién”, dijo y confesó que ya hubo besos.
una

“Hay que ir de a poquito. En la obra, hay un beso. Mi personaje es un cura y en un momento es atraído por esta mujer… porque es una mujer, no es ninguna niña como dice Naza, divina. Para ella es su nena, no es nada fácil”, agregó.
no

Si bien repitió que “todavía soy un tipo soltero”, Soffritti enumeró las cosas que le gustan de Barbarita: “Es una piba muy simple, sin mucha vuelta, muy humilde. Primero, partamos de la base que es muy linda, desde ahí te conquista. Después, es buena mina”.
gastón

Sobre los inicios de la atracción con la joven, el actor aseguró: “Estamos ensayamos desde octubre pero yo acababa de cortar con mi ex novia, así que no estaba fijándome si podía pasar algo. Pasó más ahora llegando a fin de año que dije: ‘uy, pará, puede llegar a haber onda’, me pareció una divina. Ahí empezó a darse de otra manera…”.
barbarita

Por último, Gastón reveló cómo fue el momento en que le dijo a Nazarena lo que sentía por su hija: “Yo te soy sincero, no me gusta andar con muchas vueltas, si realmente me gusta alguien, no tengo problema. Obviamente, acá me tenía que enfrentar a mi jefa, no sólo a la madre de la niña. Pero la mejor manera es decir: ‘A mí me pasa tal y tal cosa, ¿ok? Vamos a ver qué onda’. ¿Y la cara de Naza? Transformada…”. ¡Un genio!
como nazarena