epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Denunció a Bonafini un fiscal y pidió más custodia para C

Denunció a Bonafini un fiscal y pidió más custodia para la Corte.-
La acusó de amenazar a los jueces para que fallen a favor del Gobierno; advirtió sobre la ausencia de condena oficial a ese hecho.-

El fiscal general Diego Nicholson denunció a la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, por amenazar a los jueces de la Corte Suprema, luego de que la semana pasada hiciera manifestaciones en las que les exigió fallar en favor del Gobierno por la ley de medios. En la presentación, ratificada ayer, pidió además que se disponga una custodia especial en el Palacio de Justicia para los jueces del máximo tribunal.

La denuncia realizada por Nicholson, un funcionario judicial de bajo perfil, recayó en el juzgado federal de Sebastián Ramos. En su presentación el fiscal resaltó que "no se puede pasar por alto el silencio que altos funcionarios han guardado" sobre los dichos de Bonafini y que la propia presidenta Cristina Kirchner "no ha hecho referencia alguna, ni siquiera un llamado de atención".

La semana pasada, Bonafin i realizó una manifestación frente al Palacio de Tribunales en medio de las presiones del Gobierno a la Justicia por el caso Clarín. Allí amenazó con "entrar" a Tribunales para obligar a los jueces de la Corte a "ponerse las pelotas". Al día siguiente prometió iniciar su serie de revelaciones sobre los jueces de la Corte, para que todos "sepan quién es" cada uno de ellos.

Tras aclarar que no hablaba de complicidad, el fiscal dijo que Bonafini "debe haberse sentido protegida y en suposición desafiante fortalecida", pues salvo diputados y senadores "nadie del Poder Ejecutivo ha tenido la prudencia de llamar a la mesura, e incluso de exigirle un comportamiento totalmente opuesto". El denunciante pidió que se habilite la feria judicial para que la causa sea tramitada aún durante las vacaciones de verano.

Como medida preventiva, el fiscal Nicholson sugirió también que el juez Ramos, si es que la denuncia tiene impulso fiscal, libre oficio al Poder Ejecutivo Nacional para que "se ordene a la Policía Federal la afectación del personal policial numéricamente necesario, para custodiar con eficacia cada uno de los accesos al Palacio de Justicia". El objetivo sería prevenir eventuales desmanes fogoneados por la actitud de Bonafini.

Nicholson, un funcionario judicial que está en su cargo desde 1983, sólo cobró notoriedad como fiscal en el juicio oral, de mediados del año pasado, cuando pidió que el ex líder de la barra brava de Boca Rafael Di Zeo sea condenado a 11 años de prisión. Di Zeo fue absuelto. También acusó y obtuvo la condena del abusador del modisto Roberto Piazza. Además acusó al piquetero Raúl Castells por extorsión, pero en este caso fue absuelto.

En este caso, Nicholson acusó a Bonafini porque había dicho que "los magistrados son pagos por los medios y estos jueces de la Corte aceptaron los campos de concentración. Hoy estamos en la puerta. El día que nos hartemos vamos a entrar y veremos qué pasa... A ver si estos señores se ponen las pelotas para hacer lo que tienen que hacer había afirmado". Al día siguiente, la presidenta de Madres anunció que todos los jueves se iban a convocar en la puerta del Palacio de Justicia, para revelar la historia de cada uno de los magistrados que integran el máximo tribunal para que se sepa "quienes son, de dónde vienen, a quienes apoyaron". La dirigente apuntó especialmente contra el presidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti.

En su escrito, Nicholson señaló que su exigencia de fallar según lo quiere el Gobierno es "insólita" e "ilícita", y que las palabras son "insultantes y despreciativas para la investidura de los magistrados".

Para el denunciante "no se necesita mayor inteligencia para darse cuenta que ha sido otra manera de presionar, sin escrúpulo alguno a los mencionados magistrados, pues no debiera descartarse que se dieran a conocer circunstancias de la exclusiva vida personal de los magistrados -falsas o no-, pero en todo caso sin interés para la comunidad".


El fiscal entendió que Bonafini cometió el delito de amenazas coactivas agravadas, pues "sin dudas fueron hechas persiguiendo la obtención o concesión de una medida por parte de los integrantes del más alto tribunal de justicia del país, que es propia del ejercicio de sus funciones". La norma castiga a los autores, cómplices o instigadores de esta conducta a la pena de cinco a diez años de prisión.

El fiscal entendió que son "hechos sumamente graves para la salud de la República" y que "con la advertencia de que eventualmente se usarán medios violentos se pretende arrancar a la Corte Suprema una única y exclusiva decisión judicial".

"No es la primera vez que esta mujer se expresa de manera pública con amenazas y ya se ha probado que es capaz de realizarlas, de modo que el dolo requerido por la ley seguramente no podrá ser cuestionado con éxito", escribió.

Recordó que la jurisprudencia señala que el delito se comete cuando se pronuncia la amenaza, sin que sea necesario que se logre el propósito requerido, sino que fueron dichas con esa intención. "Lo vulgar de las palabras que acompañan esa exigencia no debe ser sólo entendido como provenientes de alguien de muy mala educación. Por el contrario, en el contexto en que fueron dichas, deben ser interpretadas como partes de una misma acción intimidatoria".

LAS ADVERTENCIAS CONTRA LOS JUECES

La semana pasada endureció su mensaje

HEBE DE BONAFINI
Presidenta de madres

"Vamos a entrar a Tribunales. Que los jueces se pongan pelotas para hacer lo que tienen que hacer"
"Cada jueves voy a pasar la historia de los jueces de la Corte; para decir quiénes son y de dónde vienen"
EXIGIERON LA RENUNCIA DE ALAK

Dirigentes de organismos de derechos humanos, sindicalistas y militantes de partidos de izquierda exigieron la renuncia del ministro de Justicia, Julio Alak, por haber organizado un festejo en la ex ESMA, donde funcionó el mayor centro de detención clandestino de la dictadura. Los manifestantes protestaron frente al ministerio y denunciaron que Alak obligó a sus empleados a concurrir al polémico brindis.

5 comentarios - Denunció a Bonafini un fiscal y pidió más custodia para C

SAXONgrt +3
La deberían juzgar por intimidación publica.
AmericanBear +1
>"Vamos a entrar a Tribunales. Que los jueces se pongan pelotas para hacer lo que tienen que hacer"

Si tuviesen pelotas ya estaría preso Jabba.
HijoDeloPerfecto +3
Señora si los jueces "se pusiesen las pelotas para hacer lo que tienen que hacer", ud. ya estaria añorando el albedrio