Quedan "pegados" en pleno acto sexual
Un hombre de Kenia sospechaba que su mujer lo engañaba y visitó a un "brujo" para confirmar la infidelidad a través de la magia negra. El "hechizo" surtió efecto y los amantes estuvieron amarrados por más de seis horas hasta que los médicos lograron separarlos. La conmoción fue tal que hasta la prensa local fue a chequear la noticia.
El insólito hecho fue conocido por una gran cantidad de personas, entre vecinos y sus respectivas parejas que se acercaban a la puerta de la vivienda donde los amantes fueron encontrados, para observar la impactante escena.

El "trabajo" del hechicero hizo efecto, y el órgano viril del hombre quedó atrapado en la parte íntima de su amante. El esposo engañado rompió en llanto al ver a su pareja pegada con el otro hombre por varias horas.

La conmoción fue tal que incluso cámaras de televisión y fotógrafos de los periódicos locales, se acercaron para cubrir la historia.

La autoridad poco pudo hacer por ellos y la solución ante tan bizarro problema, fue a través de un pastor quien tuvo que orar por varias horas hasta que los amantes se despegaron.

La peor parte se la llevó la mujer, pues fue la más repudiada por los presentes, teniendo en cuenta el prominente machismo que reina en la sociedad keniana.

Si bien los protagonistas fueron los amantes, todos se preguntaron quién era el brujo que logró semejante hazaña con su hechizo.