Denuncian en Chaco que intentaron envenenar a una comunidad indígena

Personas desconocidas arrojaron una sustancia letal al pozo del que extraen agua 10 familias en una reserva Mocoví. Siete cerdos murieron. Acusan a una empresa cordobesa que reclama sus tierras


Intentaron envenenar el agua de una comunidad indígena




Milagro, suerte, casualidad… lo cierto es que la muerte de los chanchos alertó a los habitantes de la reserva aborigen "Raíz Chaqueña", en Pampa del Infierno, antes de que consumieran el agua que a diario extraen de un pozo de la zona.

Según constató el diario local Norte, alrededor del pozo todavía se pueden ver las marcas de una moto y unos barbijos que los agresores habrían usado para no contaminarse con el líquido que arrojaron al pozo. No obstante, la policía todavía analiza el agua.

“Tienen que ser los empleados de la empresa Bajo Hondo ya que siempre pasan por el campo, aunque nunca habían llegado a tanto”, acusaron los hermanos Leiva, miembros de la comunidad.

La empresa asegura haber comprado las 5.000 hectáreas de la reserva y ya ocupó la mitad. Dice que se las vendió hace dos años Luis Leiva, integrante de la comunicad Mocoví y presidente de una asociación que no estaría respalda por las familias del lugar.

La Justicia cordobesa le dio la razón a Bajo Hondo. Pero el Registro de Propiedad chaqueño se negó a inscribirlas, porque esa transferencia contradice toda la legislación vigente sobre la propiedad comunitaria de las tierras de los pueblos indígenas. La Constitución los protege.

¡Qué llueva!

El agua es medio verdosa. Los animales la huelen y se arremolinan en su lugar. Están inquietos. Hace días que no tienen qué ingerir y la temperatura roza los 40 grados durante el día.

“Ojalá llueva. Por lo menos así tendrán agua los animales. Porque si no tendremos que traer agua desde Pampa del Infierno y son muchos kilómetros”, comentó uno de los Leiva.

Aunque los siete cerdos no fueron las únicas víctimas hasta ahora. Los agresores también se ensañaron con una cabra. Le partieron la cabeza.

Antecedente

El hecho causó polémica en la provincia en medio de una fuerte preocupación por el reciente asesinato de un chico aborigen de la comunidad Qom en la localidad de Villa Río Bermejito y de las denuncias indígenas por "etnocidio" en Formosa y Santiago del Estero.