Viagra ontra la obesidad

Un equipo de investigación se lo administró a roedores y se observaron "efectos increíbles": se derritió la grasa acumulada.

El fármaco contra la disfunción eréctil podría ayudar a luchar contra la obesidad al actuar sobre las células de grasa blanca, tal como ha evidenciado una investigación realizada por la Universidad de Bonn (Alemania) y publicada por la revista The Journal of the Federation of American Societies for Experimental Biology (FASEB).


Al menos eso han descubierto los expertos en un estudio realizado en ratones, en los que este compuesto "modifica" las células de grasa blanca. Por ello, deducen que "potencialmente podría derretir la grasa de alrededor de la cintura", además de disminuir el riesgo de otras complicaciones causadas por la obesidad.


El Viagra, cuyo principio activo es el sildenafilo, se utiliza para tratar la disfunción eréctil, ya que "asegura el suministro de sangre" necesario para poder tener una erección, indican. Sin embargo, ya desde hace un tiempo se ha observado que se muestra como un "resistente" a la obesidad, declaran.


Por ello, los investigadores de este centro universitario germano, junto con expertos del Instituto Federal Alemán de Medicamentos y Productos Sanitarios y del Instituto Max Planck para la Investigación del Corazón y Pulmón, se han decidido a realizar este estudio. El conductor de la investigación ha sido el director del Instituto de Farmacología y Toxicología de la Universidad de Bonn, Alexander Pfeifer.


Este equipo de trabajo administró Viagra a roedores durante siete días, tras lo que se observaron "efectos increíbles", indica otra de las autoras, la doctora Ana Kilic. En concreto, se observó que las células de grasa blanca "se transformaron" derritiendo la grasa acumulada.


Además, los expertos han confirmado que el Viagra "impide" que se acumulen lípidos y que se liberen hormonas causantes de inflamación. Este proceso es el que produce el aumento del riesgo de padecer enfermedades crónicas.


Por todo lo anterior, Pfeifer concluye que este fármaco, además de minimizar los problemas de erección, "también puede reducir el riesgo del aumento excesivo de peso". Sin embargo, descarta que el Viagra haga perder rápidamente los kilos de más.