Alarma en el Ejército alemán por la aparición de tetas en los soldados de un batallón de élite


Alarma: A soldados de elite alemanes les crecen tetas.


La última preocupación del Estado Mayor alemán no tiene que ver con conflictos bélicos, amenazas o misiones sino con algo mucho más prosaico: a los soldados de uno de sus batallones de élite les están saliendo tetas (concretamente una, la izquierda).

Según un estudio que acaba de publicarse con gran impacto –no es para menos– en Alemania, el 74% de los componentes de la unidad de élite Wachbataillon sufren lo que en medicina se conoce como ginecomastia, que no es otra cosa que el engrandecimiento patológico de una o ambas glándulas mamarias en el hombre.

Al parecer no se trata de ningún tipo de arma bacteriológica u hormonal inoculada por el enemigo con fines desmoralizantes, sino que el problema radica en el seno del propio batallón: el alarmante –y vergonzante si tenemos en cuenta que se trata de fieros soldados entrenados para matar– crecimiento de los pechos de los soldados tiene su origen en las rutinas que realizan durante los desfiles.

alemania


Los expertos aseguran que la culpa la tiene el golpeo repetido de los pesados rifles sobre el mismo punto de la zona izquierda del pecho de los soldados, quienes realizan estas maniobras con inusitada frecuencia. Los impactos estimulan que las glándulas produzcan hormonas y el resultado termina siendo una teta. Y si un hombre con tetas es grotesco, con una teta lo es aún más.

El director de Cirugía Plástica del Hospital Militar de Berlín, el profesor Bjorn Krapohl, ha confirmado el fenómeno: “Hay una conexión importante entre la actividad el batallón y el desarrollo de mamas en el lado izquierdo. Tienen que cambiar la forma de desfilar, el impacto de los rifles en esa zona es un factor significativo”