Cristina Fernández es una de las mujer latinas más influyentes, según Forbes

A nivel mundial el ranking lo lidera la estadounidense Michelle Obama.
Dilma Rousseff, ostenta el puesto 95.
Cristina es una de las mujer latinas más  influyentes

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, es una de las latinas más influyente, según la lista de las 100 mujeres más poderosas a nivel mundial realizada por la revista Forbes.

La mandataria trasandina, que por tercer año consecutivo aparece en el ranking, ocupa el puesto 68, sin embargo, esto signfica una caída de 57 puestos, ya que en 2009 ostentaba el lugar número 11, mientras que en 2008 alcanzó el puesto 13.

Forbes, en su reseña, comenta que si bien ostenta el título de ser la primera mujer en llegar a la presidencia en Argentina, aún no ha definido si el próximo año irá por la reelección o si su esposo, Néstor Kirchner será quien intente volver a la Casa Rosada.

Fernández sólo es superada por la jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, de origen puertorriqueño, Sonia Sotomayor quien ocupa el puesto 19 en el ranking, luego de convertirse en la primera latina que llega hasta el Tribunal Supremo de dicho país.

Las otras mujeres latinoamericanas destacadas fueron la presidenta de Costa Rica, Laura Chichilla, en el puesto 83 y la candidata a la presidencia de Brasil, la oficialista Dilma Rousseff que se sitúa en el lugar 95.

En tanto, la ex Presidenta Michelle Bachelet no apareció en el listado de las 100 mujeres más influyentes, pese a que en 2009 ostentaba el puesto 22.

subir
La más influyente
La esposa de Barack Obama, Michelle Obama, fue quien lideró el ranking anual de las mujeres más poderosas, principalmente por su gran popularidad entre los estadounidenses y a su trabajo en diversas obras sociales como en la lucha por la obesidad infantil.

Para la revista Forbes, Michelle Obama es "una Jackie Kennedy con un diploma de Harvard y el sentido callejero de Chicago" que "ha hecho suya la oficina de primera dama. Está más involucrada en política que Laura Bush y, a diferencia de Hillary Clinton, se ha mantenido alejada de la política dura".

La segunda mujer más poderosa del mundo es la estadounidense Irene Rosenfeld, consejera delegada del grupo alimenticio Kraft Foods. El tercer puesto lo ostentó la presentadora de televisión Oprah Winfrey, seguida por la canciller alemana Angela Merkel y la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton.