Se confunde la plancha con el teléfono y se quema la cara


Tomasz Paczkowski, polaco de 32 años de edad, quiso impresionar a su mujer realizando tareas hogareñas.
Tomasz, se había propuesto realizar las tareas del hogar mientras que su esposa se encontraba trabajando.
“Mi idea era probar que podía hacerme cargo de la casa mientras ella estuviera afuera“, explicó Tomasz. “Mi mujer siempre se queja que yo no colaboro con las tareas del hogar, así que pensé que si planchaba la ropa le ahorraría el trabajo y además le haría saber que no soy un inútil como ella piensa. Así que prendí la plancha, abrí unas cervezas y sintonicé una pelea de Boxeo en la TV. Todo comenzó muy bien, además me di cuenta que planchar no era tan difícil como parecía.”
Tomasz, se compenetro tanto con la cerveza y la pelea de Box, que dejo de prestar demasiada atención a su tarea hogareña de planchar. Al sonar el teléfono, en vez de tomarlo, agarro la plancha y la presiono sobre su oreja.
“Realmente no sé cómo pude haber cometido ese error tan tonto. Pero supongo que esto demuestra que los hombres no están capacitados para hacer varias cosas a la vez como las mujeres”, concluyó.