Muertos de hambre, se comen a los hijos

Según la agencia Asia Press, en Pyonyanges, la capital y ciudad más poblada de Corea del Norte, los habitantes sufren hambruna, y por tal motivo muchos deciden comerse a los niños
.
Un informe de una agencia asiática detalla las terribles consecuencias de la hambruna en el régimen comunista de Pyongyang: caníbales ejecutados por ingerir niños.

El reporte de Asia Press detalla el caso de un padre que fue sentenciado a muerte por haber matado a sus dos hijos para tener comida.

El informe fue publicado por medio británico Sunday Times, que da por hecha la ejecución de la cabeza de la familia que vivió la tragedia. Mientras las sanciones internacionales por el plan nuclear que lleva adelante el gobierno de Kim no consiguen que Pyongyang tome conciencia de que debe invertir sus recursos en otras áreas, la población cada vez tiene menos acceso a los alimentos.

Otro de los casos que el medio inglés califica de “creíble” es el de un hombre que fue acusado de desenterrar el cuerpo de su nieto para comer sus restos. También hablan de hombres que han hervido a sus hijos antes de ingerirlos.