Escapan 17 reos por la puerta principal del penal de Reynosa, México.

■ Cuatro custodios también están prófugos; es la cuarta fuga en lo que va del año
Escapan 17 reos por la puerta principal del penal de Reynosa

■ A la mayoría de los evadidos sólo les faltaba entre uno y cuatro años para cumplir su sentencia

■ Militares y policías controlan el reclusorio; se investiga a funcionarios, entre ellos el director



Escapan 17 reos por la puerta principal del penal de Reynosa
Fachada del penal de Reynosa, Tamaulipas, de donde se fugaron 17 reos de los fueros común y federal, junto con cuatro custodios, entre ellos el encargado de la puerta principal



Ciudad Victoria, Tamps., 9 de octubre. Diecisiete reos se fugaron la madrugada de este jueves de la cárcel de Reynosa, Tamaulipas, México. La mayoría habían cumplido 70 por ciento de su sentencia y seis estaban bajo proceso. Cuatro funcionarios del presidio que habrían facilitado la evasión –entre ellos el encargado de la puerta principal– abandonaron sus puestos.

Carlos Hernández Vega, director del penal, informó que el escape, ocurrido a las 5:30 horas, fue reportado por la custodia Mayra Aparicio Martínez, quien encontró sometido a su compañero Óscar Noé de la Rosa Espinoza en el área de aduanas.

De acuerdo con la indagatoria, Pedro Morales Cruz, jefe de turnos de la guardia, sometió a De la Rosa Espinoza y lo despojó de las llaves del portón principal. El custodio Alejandro Betancourt Hernández y el coordinador de la aduana, Luis Alberto Maldonado Reyna, abrieron el portón por donde salieron los 17 internos. Junto con ellos huyó Ángel Armando Gaona Llerena, también vigilante.

Dijo que no fue posible recapturar a los prófugos a pesar de que de inmediato se solicitó apoyo a la policía estatal y a la Federal Preventiva, así como al Ejército.

Pedro Benavides Benavides, director de los Centros de Ejecución de Sanciones de Tamaulipas, informó que todos los custodios y el mismo Hernández Vega están sujetos a investigación. Aunque éste tiene apenas 12 días al frente del centro penitenciario, es la tercera ocasión que ocupa el cargo en ese reclusorio que alberga a 2 mil internos, dijo.

La dirección de las cárceles de la entidad aseguró que ninguno de los evadidos es considerado peligroso, aunque uno purgaba una sentencia de 22 años por un homicidio perpetrado en el extranjero.

Los prófugos son Rafael Cantú Garza, Francisco Javier Marmolejo Cruz y Juan Arturo Estrada Hernández, quienes cumplían condenas del fuero común; del fuero federal son Rafael Hernández Pineda, Luis Manuel Nieves Medina, Juan Carlos Varela Varela, Marcial Hernández Rodríguez, Víctor Velasco Lerdo, Domingo González Castillo, Pablo Mendoza Oceguera y Noel Tafolla Sánchez.

A esa lista se suman Antonio Santiago López, Rogelio Rodríguez Cantú, Leo Fernando Mendoza de León, Mario Alberto Olan Pérez, Atilano Lozano Miro y Carlos Eliud Olguín Martínez, que no habían sido sentenciados.

En las investigaciones sobre la fuga participan fiscales de los fueros común y federal. Hasta el cierre de esta edición habían declarado al menos 12 funcionarios, entre ellos Carlos Hernández Vega, director del penal. El centro penitenciario quedó bajo vigilancia de policías estatales y federales y elementos del Ejército Mexicano.

La policía señaló que la mayoría de los reos estaban en una celda de castigo.

Las autoridades indagan el motivo de la evasión, porque a la mayoría de los internos les faltaban entre uno y cuatro años para cumplir sentencias, a excepción de los seis que no habían sido condenados. Y aunque 14 cometieron delitos del fuero federal, ninguno ha sido identificado como cabecilla de alguna banda.

El penal de Reynosa tiene más de 2 mil internos. Ésta es la cuarta evasión en el año.

La fuga de hoy es superada por la ocurrida en 1992 en el desaparecido penal de Andonegui, en Tampico, de donde salieron –también por la puerta principal– 26 reos, incluidos narcotraficantes, secuestradores y asaltabancos.

En 2005, en el penal de La Loma, Nuevo Laredo, ocurrió una fuga a sangre y fuego cuando un grupo de hombres armados liberó a siete reos y se llevó a dos custodios. El saldo fue de cuatro muertos, incluida una anciana que visitaba a un familiar. Desde entonces se encuentra prófugo Donaldo Hernández Camacho, quien era jefe estatal de seguridad de las cárceles en la entidad.







Prison Break




fuente: la jornada