la violaron cuando volvía de un recital y luego la amenazan

Una joven de 18 años fue vejada cuando se dirigía a la casa de su novio, en Merlo. El agresor le tajeó la cara para que no lo denunciara: “Si lo hacés, te mato”, la amenazó, informó el Diario Crónica.
Una joven fue violada por un sujeto cuando se dirigía a la vivienda de su novio, en el partido bonaerense de Merlo.


El agresor viajaba en el mismo colectivo que la víctima, a quien siguió e interceptó en las inmediaciones de un predio, tomándola de los pelos, la sometió sexualmente y luego le aplicó un corte con arma blanca en su rostro, a modo de amenaza para que no lo denunciara. “Si lo hacés te mato”, le advirtió.

Recital


La chica de 18 años regresaba de un recital rumbo a la casa de su novio, situado en las inmediaciones del predio del Grupo de Vigilancia y Control del Espacio Aéreo (VYCA), más conocido como Campo de GIBA, ubicado en Bulnes y Güiraldes, en el Barrio Tobal, en Merlo.

Al descender del colectivo, detrás suyo lo hizo un hombre, de importante contextura y de alrededor de 40 años. Tras caminar unos metros, el sujeto la tomó de los pelos, la arrojó al suelo y comenzó a golpearla.

Posteriormente la obligó a practicarle sexo oral y luego le exigió que se quitase sus pantalones pero ante la negativa le desgarró las prendas y la violó por vía anal y vaginal. Antes de retirarse le arrebató el celular y 70 pesos, y le dijo, según el relato de la chica: “Quedate piola. Si hacés la denuncia te busco y te mato”. Para que su advertencia surtiera efecto, le provocó una herida cortante en el rostro con un arma blanca.

La madre de la víctima, Marisa, le remarcó a Crónica que “quiero que encuentren a ese degenerado porque va a seguir violando”.

La mujer, que acudió al Campo de Giba para solicitar las imágenes de las cámaras de seguridad, añadió: “Mi hija vive con miedo. El otro día le pareció verlo en el tren y le agarró un ataque de pánico”.

La joven, en tanto, padece un profundo tormento marcado por el recuerdo del infierno vivido a manos del abusador.

Los investigadores están analizando las imágenes de las cámaras de seguridad para poder apresar al depravado. “No descartamos que haya cometido algún otro episodio similar”, dijo una fuente policial consultada.

salida


El Campo de Giba, como se conoce al predio, que está en las inmediaciones de la casa del novio adonde se dirigía la chica, fue epicentro a fines del año pasado de una muestra educativa de la Fuerza Aérea Argentina. A la exposición asistieron chicos de las escuelas del distrito de Merlo, principalmente aquellas con especialidad técnica. La idea fue mostrar la oferta académica que la Fuerza Aérea tiene para los jóvenes estudiantes del municipio. Los stands pertenecieron a los institutos de perfeccionamiento y capacitación de la fuerza y aquellas unidades que tienen vinculaciones del ámbito científico, como el Grupo de Exploración y Reconocimiento Aeroespacial y la Dirección de Investigación y Desarrollo.

La muestra se basó en dos pilares fundamentales: el primero fue que la gente conozca que hay detrás de la actividad militar diaria y del campo específico de la Fuerza Aérea, además de difundir la importancia de que la unidad esté vinculada al partido de Merlo y a articular este hecho con las instancias educativas.