Al menos 150 cráneos de víctimas de sacrificios humanos fueron hallados en el centro de México, en una de las primeras ocasiones en que tal cantidad de cabezas cercenadas se descubre frente a una pirámide o conjunto de templos en el país, informó un grupo de arqueólogos.

150 craneos humanos son hallados en Teotihuacan


Los especialistas están intrigados por el sorpresivo descubrimiento del número tan grande de cráneos en lo que al parecer fue un templo ordinario y pequeño. Las cabezas fueron colocadas cuidadosamente en hileras o en pequeños montones, en su mayor parte con la cara hacia donde sale el sol. Los cráneos datan de entre 600 y 860 después de la era actual cuando la cercana ciudad-Estado de Teotihuacan había ya declinado y el imperio azteca, fundado en 1325, estaba a siglos de surgir.

El arqueólogo Christopher Morehart, que encontró las cabezas el año pasado en la comunidad agrícola de Xaltocan en la periferia norte de la capital mexicana, precisó que entre 150 y 200 cráneos de adultos, completos o en partes, han sido excavados hasta ahora en sembradíos ubicados en lo que fue un lecho lacustre. Morehart proviene de la Universidad Estatal de Georgia en Estados Unidos.

Los especialistas no esperaban encontrar nada semejante en ese lugar plano, formado por pastizales y cultivos de maíz.

El sitio se encuentra cerca, pero no adyacente, a Teotihuacan, una de las más grandes ciudades prehispánicas.