Lo grave ahora es si a Puricelli se le empiezan a caer los aviones

Aviación naval: los aviones no funcionan

aviones

desastre

El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, visitó el martes 29/01 Puerto Belgrano donde yace semihundido el buque Santísima Trinidad, para interiorizarse en las tareas que se llevan a cabo. Pero ahora desde la UCR advierten sobre el estado de la aviación naval cuyos aviones fuera de servicio, por diversos motivos, ya no pueden cumplir eficientemente las funciones de patrullaje contra la pesca ilegal ni con la campaña antártica. Ya en el desfile del Bicentenario los aviones y los tanques no participaron de los desfiles por temor a sufrir desperfectos técnicos.

abandono

Argentina

aviaci��n

Aviación naval: los aviones no funcionan

El ministro de Defensa de la Nación, Arturo Puricelli, admitió días atrás a raíz del hundimiento del buque Santísima Trinidad que "yo de barcos no sé mucho". No aclaró si sabe de aviones, especialmente los de la Armada que presentan un estado tan paupérrimo como el material de las otras fuerzas armadas.

El (29/01) el ministro visitó Puerto Belgrano, en Punta Alta, donde yace ladeado el Santísima Trinidad y allí se mostró interesado en los trabajos que se realizan en el buque que estaba destinado a desguace aunque los ex combatientes de Malvinas de la ciudad de Rosario habían dicho que la Armada se los iba a entregar antes de que se convierta en “chatarra”, propósito que confesó Puricelli.

Un día después de reunirse con Cristina Fernández, el ministro de Defensa ordenó el viernes (25/01) la separación de dos jefes navales en el marco de la investigación por el hundimiento del destructor misilístico tras denunciar un sabotaje y prometer una investigación.

En una nota dirigida al jefe de la Armada, almirante Daniel Martín, Puricelli pidió desplazar a estos dos oficiales "con el objetivo de favorecer el curso de la investigación que se encuentra en desarrollo, y garantizar la transparencia y objetividad de lo actuado" en el caso del hundimiento de la embarcación.

Cada vez que el kirchnerismo comete un error o algo se le escapa a su control apela a las ideas conspirativas y de victimización. Lo hizo Néstor, lo siguió Cristina Fernández y lo hacen sus ministros también. Pero en el caso de la aviación naval no hay a quien acusar de intentos de sabojate, excepto que se apunte a la gestión de Nilda Garré.

Según revela este 30/01 el diario Clarín, un informe que se preparó para fundamentar el pedido que hará el radicalismo la semana que viene para que el ministro de Defensa comparezca en la Cámara baja, contiene la crítica situación de la aviación naval:

- De los 3 aviones Electra P3 Orion sólo 1 está en servicio para el control del tráfico marítimo.