El Gobierno la utiliza para financiar el déficit del Tesoro Nacional y otorgar créditos.

La ANSeS, una caja millonaria con un uso indiscriminado

La ANSeS tiene asignado este año un presupuesto de $ 287.000 millones, con un superávit previsto de $ 27.500 millones. Con ese presupuesto, la ANSeS paga toda clase de beneficios, desde jubilaciones y pensiones, incluidas las de moratoria y las de las cajas provinciales transferidas, seguros de desempleo y asignaciones familiares por más de $ 220.000 millones. Los gastos de funcionamiento del organismo bordean los $ 7.000 millones.

Otros $ 60.000 millones son para destinos diferentes al pago de haberes directos del organismo, y que se financian en las contribuciones y aportes de los beneficiarios. Entre otros, la Asignación por Hijo, las pensiones no contributivas y de ex combatientes, la cobertura de los déficits de las cajas de Policía, FF.AA. y de Seguridad, planes de empleo –que se detraen del Seguro de Desempleo--- y hasta el plan de computadoras Conectar para chicos en edad escolar.

También hay una partida de $ 4.000 millones para el pago de sentencias.

Además la ANSeS, a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) -que maneja hoy 240.000 millones de pesos-, financia parte del déficit del Tesoro Nacional y otorga créditos a empresas públicas y privadas, incluidas multinacionales, y el nuevo plan de viviendas oficial, Procrear.

El Programa Fútbol para Todos no figura en el Presupuesto de la ANSeS sino en el de Jefatura de Gabinete, con una partida para 2013 de 1.201,5 millones de pesos.

Los gastos de la ANSeS podrían incrementarse a partir de marzo en $ 50.000 millones con el aumento de las jubilaciones y pensiones que entran a regir ese mes. Este incremento se financiará con la mayor recaudación prevista por el organismo por el incremento de la masa salarial como consecuencia del alza de los sueldos que se fijen en las paritarias o en los acuerdos con las empresas.

A su vez, por el mantenimiento de un tope salarial bajo para tener derecho al cobro del beneficio,se prevé que los pagos de Asignaciones Familiares irán decreciendo. Y ese “ahorro” ayudará a financiar en mayor medida la Asignación Universal por Hijo.

La ANSeS también se financia con impuestos generales que se implantaron en reemplazo de la reducción de las contribuciones patronales. También con el 15% de la coparticipación federal que debería compensar el déficit de las cajas no transferidas, como la de la Provincia de Santa Fe y Córdoba. Sin embargo, ANSeS condiciona el envío de esos fondos a que esas Cajas “armonicen” sus beneficios con los del sistema nacional, lo que supone reducir los montos de la jubilaciones y pensiones.