Chaco: el hijo de una diputada nacional sumó otro delito a su frondoso prontuario


Facundo Campos, hijo de la legisladora del FpV Gladys Soto, fue detenido junto a dos policías tras cometer un asalto en las cercanías de Resistencia. Con poco más de 20 años, tiene un extenso historial de delitos


hijo de una diputada K sumó otro delito a su prontuario

La comisaría de La Escondida, de donde se fugó Facundo Campos


"Chucky", tal el apodo de Campos a partir de su largo historial de ilícitos, volvió a convertirse en noticia al protagonizar un nuevo delito.

Durante la madrugada del jueves, el hijo de la legisladora del Frente para la Victoria (FpV) asaltó un cyber ubicado en la localidad de La Escondida, a 62 kilómetros de Resistencia. En el hecho resultó baleado el dueño del local y las autoridades decidieron iniciar una investigación.

Un cartucho con posta de goma -similar a los que utiliza la policía- fue decisivo (junto a otras huellas) para determinar que el hijo de Gladys Soto había abandonado la Comisaría en una camioneta y armado con una escopeta.

La reconstrucción del hecho determinó que para que Campos pudiera cometer el robo fue vital la colaboración de la policía: el joven estaba detenido en una comisaría de la zona y fue liberado para realizar la tarea, e incluso un agente lo acompañó a cometer el atraco.

Por esta razón, las autoridades decidieron detener a dos efectivos que estaban de guardia en la comisaría al momento del robo. Lo que aún no tienen claro es cuál de los dos agentes fue el que participó de modo directo en el asalto.

Los dos suboficiales se encuentran sumariados, apartados de sus cargos y -cuenta Diario Chaco- a la espera de la investigación de fiscalía. El arma y la camioneta que se utilizaron en el robo pertenecerían a la Policía.

En tanto, Campos fue trasladado a una dependencia policial de Makallé, para mayor seguridad.

Largo prontuario
En diciembre de 2012, Facundo Campos fue protagonista de un hecho policial en el barrio Villa Centenario, en Resistencia, cuando una docente descendía de su automóvil y éste quiso arrebatarle su cartera.

Un policía que se encontraba fuera de servicio lo persiguió y lo atrapó con la ayuda de unos vecinos. Primero lo derribaron de la moto y tras una breve persecución a pie fue aprehendido. Cuando llegó detenido a la comisaría, su madre ya estaba allí junto a una abogada de derechos humanos.

En agosto de 2009 Campos había sido arrestado luego de un tiroteo con la policía. Lo acusaban de intentar asesinar en Resistencia a un joven que recibió un disparo en la espalda durante un enfrentamiento entre bandas rivales, entre otros delitos, que incluyen robos y homicidios. Estuvo siete meses preso.

Asimismo, en marzo de ese año había sido detenido luego de que la policía hallara 69 gramos de cocaína en el auto de su madre. Soto denunció que la policía se los plantó y habló de persecución política.

Como corolario, en 2011 “Chucky” volvió a ser el centro de las noticias policiales chaqueñas cuando durante un procedimiento policial atropelló a un oficial.