Vivir como un embajador....faltaba màs

¿Nac&Pop? La 'buena vida' del embajador Kreckler (que pagamos todos)
El embajador argentino en Brasil, Luis María Kreckler, no vive en la residencia oficial sino que alquiló una lujosa mansión con pileta semi olímpica, sauna, spa, bodega subterránea para 4 mil botellas y cine con 9 butacas, entre otros lujos. ¿Quién lo paga? Ya sabe la respuesta...
Vivir como un embajador....faltaba màs
Parece que la 'buena vida' que se está dando el embajador argentino en Brasil, Luis María Kreckler, hizo enfurecer al canciller Héctor Timerman. Pero Cristina Fernández, quien tiene diálogo directo con el embajador, calmó los ánimos.

Según publicó Clarín, aunque la Argentina tiene residencia propia, Kreckler alquiló una lujosa mansión a orillas del lago Paranoá, una de las zonas más exclusivas de Brasilia, donde vive con su mujer y su pequeña hija.

La propiedad, de 12.000 m2, tiene una pileta semi olímpica, sauna, spa, estacionamiento para 50 autos, bodega subterránea para 4 mil botellas, cine con 9 butacas, vista al lago artificial y hasta un pequeño muelle propio con capacidad para ocho botes grandes, entre otros lujos.

El alquiler de la misma estaría entre 17.500 y 35 mil dólares mensuales, según estimaron operadores inmobiliarios. Desde la embajada, sin embargo, dijeron a Clarín que por la residencia se pagan 13 mil dólares mensuales, es decir, 156.000 dólares al año.

De más está decir, que ese alquiler lo pagamos todos nosotros. Aunque desde la embajada intentaron minimizar el asunto: “un porcentaje de los alquileres los pagan ellos mismos con su sueldos”. Habría que ver cuál es ese porcentaje...

En tanto, la residencia oficial está desocupada. “Está muy venida abajo. Se va a vender y con ese dinero se va a construir una nueva residencia al lado de la embajada”, aseguraron cerca del embajador. Todo el proceso, previo remate, podría durar varios años. Mientras tanto, Argentina deberá pagar el alquiler de la nueva mansión.

Pero no sólo Kreckler se da la buena vida: el alto gasto en alquileres se traslada a otros funcionarios de la embajada, que también viven en lujosas propiedades del barrio Lago Sul.

Una las diplomáticas de la embajada argentina, de extrema confianza de Kreckler, vive con su esposo, también empleado de la embajada, en una lujosa mansión de 500 m2, valuada en alrededor de 2 millones de reales, según Clarín.

Otro diplomático vive en un resort de lujo llamado Ilhas Do Lago, también a orillas del lago Paranoá y a pocos metros del Palacio de la Aurora, la residencia oficial de la presidenta Dilma Rousseff. En ese condominio, las propiedades pueden llegar a costar hasta 5 millones de reales. Como agregado civil de la embajada, aquel adquirió un BMW X6, valuado en 300 mil dólares, según registros oficiales.

¿Nac&Pop? Sí, claro.

Fuentes de Información - Vivir como un embajador....faltaba màs

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 565 Visitas
  • 0 Favoritos

4 comentarios - Vivir como un embajador....faltaba màs

@placepunk2k Hace más de 1 año +3
Estos son embajadores políticos no de carrera... Es increible como se va denigrando el Servicio Exterior de la Nación... pensar que hay gente que estudia toda una vida, profesionales que se perfeccionan permanentemente para llegar a esos puestos, mediante estudios, trabajo, meritos y ascensos debidos, para que los manden a Uganda o Burundí.

Mientras el gobierno cada vez pone más embajadores políticos en los paises claves, los cuales muchos de ellos no tienen ninguna experiencia o trabajó antes en la carrera diplomática. Solo por política, amiguismo y favoritismos.
@sozky Hace más de 1 año +1
comera con $6 por dias?