Solanas: "[El fracking] está prohibido en varios estados de los Estados Unidos, en Francia, en varios países de Europa"
El Fracking anunciado por CFK está prohibido en vs paises

El método de fracturación hidráulica utilizado para la exploración de gas y petroleo no convencional está en discusión en buena parte del mundo y fue prohibido en algunos casos.


“El fracking, hacer extracción de gas y de petróleo en el subsuelo (...), en varios estados de los Estados Unidos, en Francia, en varios países de Europa está prohibido”, denunció en una entrevista en Radio Continental el diputado de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas.


Efectivamente el debate sobre este tipo de exploración llevó a que se prohibieran o se declararan moratorias en varios países de Europa y algunos estados de Estados Unidos hasta que se cuente con mayor información y evaluaciones del impacto ambiental de la técnica.

Este método de extracción, utilizado para el gas y el petróleo no convencional, implica insertar un tubo varios kilómetros bajo tierra hasta alcanzar la roca que contiene el hidrocarburo, y luego instalar una tubería horizontal, perforada. A través de sus agujeros se lanza agua con arena y sustancias químicas a gran presión, para poder extraer los hidrocarburos.

Quienes se oponen afirman que se trata de un procedimiento altamente contaminante por varias razones. Estas son algunas de ellas:

Contaminación del agua
Parte del agua mezclada con químicos queda debajo de la tierra, y se teme que pueda contaminar las napas y acuíferos subterráneos, o que los hidrocarburos se filtren en el agua.

Uno de los casos emblemáticos es el de Wyoming, en los Estados Unidos. Allí la Agencia de Control Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) encontró hidrocarburos en el agua y algunos químicos asociados con el fracking. La empresa encargada de la explotación alega que esos elementos se encontraban en el agua antes de que comenzara la explotación de gas. La EPA decidió llevar a cabo un informe detallado, cuya publicación está prevista para 2014, acerca de los posibles impactos del procedimiento.

Temblores
Este tipo de extracciones puede generar movimientos de tierra. En el Reino Unido se declaró una moratoria para impedir el uso de esta técnica porque se detectaron dos temblores provocados por la extracción de gas, pero luego ella se levantó, al considerarse que si se toman las medidas adecuadas de control la explotación es segura.

Contaminación ambiental
Este tipo de extracción libera metano, uno de los gases que producen el efecto invernadero, con propiedades más destructoras que el CO2, como lo explica el ingeniero Víctor Bravo, especialista en fracking de la Fundación Bariloche.

Por otro lado, en el proceso de producción una práctica común es la quema de los gases de desecho (flaring), lo que aumenta la emisión de partículas tóxicas a la atmósfera. Un informe de la Agencia de Evaluación Ambiental de los Países Bajos concluye que “según observaciones satelitales, las emisiones resultantes del flaring en los Estados Unidos están aumentando, con una fuerte suba del 50% en 2011. La causa principal es el marcado aumento del uso del fracking hidráulico o fracking para la producción de shale oil.”

Legalidad en el mundo

En Europa se prohibió en varios países. Desde 2011, en Francia esta práctica es ilegal, al igual que en Bulgaria. En Alemania un proyecto de ley para prohibirlo fracasó, pero el estado de Renania del Norte-Westfalia, el más rico en este recurso, declaró una moratoria. En el Reino Unido se levantó una moratoria en diciembre pasado y en España algunas provincias, como Cantabria, están en el proceso de prohibir estas explotaciones.

En los Estados Unidos se mantiene el debate, y la situación depende de cada estado. El estado de Vermont fue el primero que prohibió la práctica, pero varios estados decidieron impedir su uso hasta tener pruebas de que no es altamente dañino para el medio ambiente. Es el caso de Nueva York y de Maryland.

En la Argentina no existe una legislación nacional sobre el tema. Solanas presentó un proyecto de ley para prohibirlo. A nivel provincial existen algunas normativas, específicamente en Neuquén, donde está regulado el uso del agua y su tratamiento posterior.