The Walking Dead, la serie más mortífera
Situada en un mundo donde para sobrevivir es preciso asesinar, no es de extrañar que la serie The Walking Dead sea considerada la más violenta y “mortífera” de la televisión estadounidense.

De acuerdo con un estudio realizado por el sitio Funeralwise.com, el programa sobre zombis que en México se emite por el canal Fox, es el que más muertos tiene por episodio: 38.5 en promedio.

Eso significa que, tan sólo en sus ocho primeros capítulos de la tercera temporada llevaba acumulados 308 decesos (mayoritariamente de muertos vivientes, cabe señalar).

En el segundo lugar del listado se ubicó Strike Back, drama de acción del canal Cinemax que registró un promedio de 26 muertes por capítulo. Y, con 11 decesos por episodio, la serie futurista Revolution obtuvo el tercer puesto.

El sangriento top ten se complementa con los programas Nikita, Supernatural, Arrow, Fringe, NCIS: Los Ángeles, Hawaii Five-0 y Once Upon a Time.

Sin embargo, los primeros tres shows concentran el 40 por ciento de las mil 495 muertes contabilizadas (598).

Este estudio, que incluyó a 40 series emitidas durante 2012, también arrojó que hubo un aumento de 12 por ciento en el número de muertos con respecto al año pasado, y que el 86 por ciento de los fallecidos fueron hombres.

En cuanto a las mujeres, Funeralwise.com señala que raramente son víctimas de arma de fuego, pues por lo general pierden la vida por palizas o estrangulamiento.

Asimismo, determinó que el 44 por ciento de las muertes fueron producidas con alguna arma de fuego, mientras un 19 por ciento de las mismas se infligieron con cuchillos y espadas (en el caso de los zombis, también se utilizaron bates, piedras, hachas, flechas, palas y otros objetos).

Debido a que el análisis fue conducido por una empresa dedicada a los servicios fúnebres, se contabilizaron los velorios.

Para su decepción, y pese al escandalosos número de decesos, tan sólo hubo 11 funerales (los zombis no los requieren, después de todo). Pero incluso eso puede considerarse positivo, pues en 2011 se registraron apenas 8.