07-12-2012
Una policía ratificó la denuncia contra un comisario por acoso
El acusado aún niega su responsabilidad y su abogada argumentó que el acoso sexual no es un delito.
Policía denuncia a comisario por acosos sexual

Policia

A casi un mes del escándalo que le valió al jefe de la Seccional 9ª de Villa Mercedes su pase a disponibilidad –situación que comparte con otros policías–, su denunciante ratificó la acusación. En compañía de su abogado, Paula Guajardo revalidó la denuncia por acoso sexual contra su ex jefe, el comisario Adrián Ramallo. La oficial aún sostiene que fue víctima de sanciones y maltratos verbales "por negarse a mantener relaciones amorosas” con su superior. La defensora del señalado, Marta Vallica, dice que su cliente niega todo y, a su favor, replicó que el acoso sexual no es ningún delito.
La denuncia fue asentada el 8 de noviembre. La primera audiencia para confirmarla estaba fijada para el 19 de ese mes, pero la joven no se presentó. Recién ayer compareció al segundo llamado en el Juzgado Penal Nº 1. “Vamos a pedir que avance la investigación, pero más allá de ello está la cuestión de que hay que tratar el tema de la violencia de género”, comentó su asesor legal, Julio Fernando Triches, quien reconoció que desde el punto de vista penal el abuso será “algo difícil de comprobar”.
En los pasillos también rondaba la representante de Ramallo. Vallica San Martín considera demasiada “apresurada” la medida de pasar a disponibilidad a un acusado al cual todavía no le determinan culpabilidad alguna. “Ella –Guajardo– se limitó en todo. Le pidieron nombres de testigos y dijo que los aportará su abogado, lo que me hace presuponer que no se sabe dónde están sus pruebas”, concluyó Vallica.
“El acoso podrá ser motivo para una investigación administrativa, en sede policial o donde corresponda, y por lo que podrá ser sancionado el comisario de acuerdo a lo que se demuestre. Pero no es un delito, es algo atípico”, explicó la abogada y ex jueza penal.
tión de que hay que tratar el tema de la violencia de género”, comentó su asesor legal, Julio Fernando Triches, quien reconoció que desde el punto de vista penal el abuso será “algo difícil de comprobar”.
En los pasillos también rondaba la representante de Ramallo. Vallica San Martín considera demasiada “apresurada” la medida de pasar a disponibilidad a un acusado al cual todavía no le determinan culpabilidad alguna. “Ella –Guajardo– se limitó en todo. Le pidieron nombres de testigos y dijo que los aportará su abogado, lo que me hace presuponer que no se sabe dónde están sus pruebas”, concluyó Vallica.