Asombro mundial: Más de 1.200 heridos por un meteorito que cayó en Rusia


Fue en Chelyabinsk, una ciudad de 1.300.000 habitantes. El cuerpo celeste tiene casi dos metros de diámetro y pesa cerca de 10 toneladas. La explosión afectó a tres mil viviendas de seis ciudades.


Meteorito ruso, todos lo postean yo solo quiero ser popular


Primero una luz, después una bola de fuego y enseguida un estruendo. La secuencia –menos de diez segundos– sacudió la mañana de la ciudad rusa de Chelyabinsk, a unos 1.500 kilómetros al este de Moscú. Un meteorito de casi dos metros de diámetro y diez toneladas de peso –según informó un vocero de la Agencia Espacial europea– cayó a la Tierra y causó más de 1.200 heridos, entre ellos 200 niños, y daños materiales en 3 mil viviendas de al menos seis ciudades rusas.

“Al principio, creí que era un avión que se estrellaba, pero no había ningún ruido de motor. Después, se produjo una violenta explosión. En muchos edificios, las ventanas reventaron”, contó Denis Laskov a la televisión rusa. Ni bien se conoció la noticia, los expertos se encargaron de aclarar que este fenómeno no estaba relacionado con el asteroide “2012 DA14” que pasó ayer cerca de la Tierra. “Su recorrido y el lugar de impacto son otros”, aclararon en la Agencia Espacial Europea. Los expertos estiman que el meteorito que cayó en Rusia se dirigía a una velocidad de 20 kilómetros por segundo y que, al entrar en contacto con la atmósfera, estalló causando una enorme onda expansiva.

“Se fue desintegrando casi en su totalidad en las capas más bajas la atmósfera. Pero la onda expansiva fue enorme”, dijo Yelena Smirnych, del Ministerio de Protección Civil en Chelyabinsk, la novena ciudad rusa en cuanto a población, con 1.3 millones de habitantes. Valeri Shuvalov, de la Academia de las Ciencias rusas, explicó que se trata de un meteorito de hierro y níquel, porque “solo un cuerpo así tiene la consistencia para llegar a las capas más bajas de la Tierra”.

En el lago congelado de Cherbarkul, en las afueras de la ciudad de Chelyabinsk, cayó uno de los fragmentos del meteorito y dejó un agujero de seis metros de diámetro. El gobierno ruso ordenó ayer que siete aviones sobrevolaran la región para ver si encontraban otras zonas en donde hubieran caído más restos de meteoritos.

La mayoría de los heridos se produjeron por la rotura de vidrios que generó la onda expansiva. Del total de heridos, solo hay dos personas internadas en grave estado, y 40 fueron hospitalizadas con heridas importantes, aunque fuera de peligro.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó una ayuda urgente a los heridos en la región. El gobernador de la región, Mijail Yurevich, interrumpió su viaje de trabajo a Moscú. “Con temperaturas de 18 grados bajo cero en Chelyabinsk, ahora es importante sustituir las ventanas destrozadas”, dijo. El ministro de emergencias anunció la movilización de 20 mil hombres hacia la región. La prioridad es la colocación de las ventanas (se calcula que unos 100 mil metros cuadrados de vidrios resultaron dañados).

En una primera estimación, las autoridades rusas hablaron de daños por 1.000 millones de rublos (equivalente a unos 25 millones de euros), según informó el gobernador local Mijail Yurevich. Quedaron dañados los techos y las ventanas de más de 3 mil casas y edificios, en más de 200 kilómetros a la redonda.

En la región hay muchas fábricas y una planta nuclear muy importante está instalada en las afueras de la ciudad, aunque no se vio afectada por la explosión. El gobierno ruso dispuso ayer un monitoreo especial en 27 puntos para detectar radiación.

“ Fue como una gran bola de fuego, que luego cayó. Todo duró apenas un par de segundos”, dijo un residente de la región afectada en declaraciones a la agencia de noticias rusa Itar-Tass.

Una de las versiones más disparatadas fue la que dio un político nacionalista ruso. “Fue una prueba armamentística de los estadounidenses para provocar guerras. Esos no son meteoros que caen, sino un test de nuevas armas estadounidenses”, dijo el presidente del partido liberal-democrático Vladimir Zhirinovski.

La caída del meteorito fue registrada por muchas cámaras que los automovilistas rusos colocan a bordo de sus autos. Es una costumbre de aquel país para evitar la corrupción de los policías de tránsito.

Según anunciaba ayer el sitio web del municipio local (www.cheladmin.ru), ya hay una empresa que donará los vidrios para reemplazar a los que resultaron dañados, aunque el problema es encontrar la mano de obra para instalarlos lo antes posible. En ese mismo sitio se habilitó una sección especial para los ciudadanos que quieran ayudar. Después de la primera noche helada, sin ventanas, en Chelyabinsk se esperaba una mañana con mucho trabajo.




link: http://www.youtube.com/watch?v=90Omh7_I8vI

meteorito



link: http://www.youtube.com/watch?v=f1D322JxHcA