Matrimonio igualitario: se casaron 2 mujeres en Códoba

Karina es la primera policía que se casa con su novia en Córdoba
Se conocieron hace 11 meses, en una ronda policial de prevención. Aseguran que en la Policía tomaron el asunto con naturalidad. Realizan un tratamiento para ser mamás.


Matrimonio igualitario: se casaron 2 mujeres en Códoba

El día en que Karina Villarruel (31) entró a la panadería de Recta Martinoli y Neper, en el norte de la ciudad de Córdoba, en su ronda policial de prevención, no se imaginó que la vida la estaba sorprendiendo.
“Entré a hablar con los comerciantes y vi a la Sole: me flechó en el acto. Enseguida nos dimos cuenta de que éramos gays y nos pasamos el teléfono”, cuenta Karina sobre el encuentro que, 11 meses después, terminaría en casamiento.
“A la noche nos empezamos a mensajear para ir a tomar algo. Al día siguiente nos vimos y empezamos a salir sin tener un ‘título’”, explica Karina, en relación a que pasaron ocho meses antes de que Sole (Soledad Ortiz, de 28, según aclara el DNI) y Karina se calzaran el cartel de “novias”, que ostentan desde hace tres meses.
“El 4 de noviembre nos fuimos a vivir juntas, y al mes decidimos casarnos”, cuenta Sole, oriunda de Buenos Aires.
Karina es agente de la Policía de la Provincia de Córdoba, desde hace un año y medio, y la primera de la fuerza que celebra un matrimonio igualitario, desde que se sancionó la ley, el 15 de julio de 2010. La información fue confirmada de manera oficial por la Policía.
“Hay compañeros y compañeras que conviven, pero yo soy la primera que lo hago público”, cuenta la mujer que se desempeña en el Cuerpo de Saturación de Zona Norte de la ciudad.
“Cuando le conté a mi jefe que me casaba con una mujer lo recibió muy bien. No sentí discriminación. Me dijo que no me iba a juzgar y que me valoraba como persona”, relata Karina, verborrágica. Sole la mira, con una sonrisa y caricias, y confiesa que tenían algo de miedo a cómo iban a recibir la noticia.
Formar una familia. En diciembre pasado, las chicas decidieron casarse. Karina pasó a buscar a Sole en su auto con la intención de sorprenderla. Había comprado champán y rosas. Sin rodeos, le preguntó si se quería casar. Después de la sorpresa, la respuesta fue un “sí”, fuerte y claro.
“Siempre pensé en formar una familia y con una mujer. Es algo muy fuerte, estoy muy segura. Nos casamos para toda la vida”, dice Karina.
Sueñan con una familia numerosa. Tener muchos hijos, como Soledad que tiene cinco hermanas. “Ya estamos en tratamiento. Las dos queremos ser mamás”, cuenta Sole, la primera en someterse al tratamiento de inseminación, con un donante anónimo de un banco de esperma. Uno o dos años después será el turno de Karina. “Quiero trillizos”, bromea.
–¿Les da miedo pensar que su futuro hijo pueda ser discriminado en la escuela?
–Creo que nuestro hijo va a ser más abierto al criarse en un ambiente gay. Le vamos a explicar todo, pero sí, da un poco de miedo. De todos modos creo que dentro de cinco años la mentalidad de la sociedad va a ser otra”, opina Karina.
Luego, se pregunta si la administración pública le concederá los seis meses de licencia por maternidad, aunque sea Soledad quien lleve a su hijo en el vientre. “Yo no soy el padre, soy la otra mamá”, plantea.
Nuevos aires. Karina y Soledad creen que los tiempos han cambiado, que la ley de matrimonio igualitario ha sido un gran avance social.
Pero todavía hay algunas resistencias. En una empresa de medicina pre paga, les pidieron una orden de un juez de paz para acreditarlas como pareja. “‘No las puedo aceptar’, nos dijeron”, recuerda Karina. “Pensé en denunciar la discriminación en el Inadi, pero al final no la hice. Me aceptaron sin problemas en otra obra social”.
Las chicas cuentan que también en un bar de Nueva Córdoba un hombre mayor les dijo que era “una vergüenza” que se besaran y les pidió que se fueran a una plaza. “Les dimos nuestros argumentos y le dijimos que si no quería, no nos mirara”. “Siempre hay gente que te observa, pero no es como antes. También hay parejas gay que se autodiscriminan”, dice Soledad, y asegura que la enamoró la mirada, la simpatía y la seguridad de su compañera.
“Hoy somos más libres, salimos de la mano, nos damos un beso en la calle. Hay mentes más abiertas. Todos somos iguales, y para el amor no hay sexo”, concluye Karina.

Fuentes de Información - Matrimonio igualitario: se casaron 2 mujeres en Códoba

Dar puntos
17 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 937 Visitas
  • 0 Favoritos

4 comentarios - Matrimonio igualitario: se casaron 2 mujeres en Códoba

@AndresArc Hace más de 1 año -5
se conocen hace 11 meses... de onda muchachas.
@AndresArc Hace más de 1 año +1
porque el negativo flaca? se conocen hace menos de 1 año y ya se casan? a mi en lo personal me parece una boludes
@emi0811 Hace más de 1 año
Uh! tanto quilombo por un negativo...
@AndresArc Hace más de 1 año
@emi0811 quilombo? quiero que lo justifiques nomas... o no tenes argumentos?
@emi0811 Hace más de 1 año
@AndresArc Ves? estás haciendo de algo tan insignificante como un simple negativo un quilombo. Ya fue, sólo es un negativo.
@penguinforever2 Hace más de 1 año -3
Si seguis poniendo negativos te vamos a quemar la casa.
@cacho2021 Hace más de 1 año +2
a esta altura esto, ya no debería ser noticia..