Hombre sale a comprar pan y acabo conduciendo hasta Bélgica

Frank Lecerf, de 36 años, había salido a comprar pan a un supermercado de la ciudad de Pont-de-Metz. Sin embargo, el hombre terminó conduciendo hasta Bélgica debido a que a su auto lo le funcionaban los frenos.

Cada vez que Frank intentaba frenar, el carro aceleraba, llegando a conducir a unos 200 kilómetros por hora. Afortunadamente, logró contactarse con la policía, quienes desviaron el tránsito y alertaron a las casetas de peaje para que levantaran sus barreras rápidamente.

Finalmente, Frank pudo detener su vehículo cuando lo dirigió hacia una zanja cuando se le agoto la gasolina. ‘Mi vida pasó ante mí’, declaro Lecerf, quien padece de epilepsia y tuvo que ir ser hospitalizado al sufrir dos ataques durante el trayecto