El conductor de un Peugeot 504 atropelló y mató en la mañana de ayer a un ciclista en la Panamericana. El cuerpo de la víctima ingresó por el parabrisas pero el conductor siguió manejando hasta el peaje, donde la situación fue advertida por los empleados.

Fuentes policiales señalaron que el hecho ocurrió cerca de las 6 de la mañana en el kilómetro 51 de la Panamericana mano a Capital. La víctima fue identificada como Reinaldo Rodas de 53 años, oriundo del barrio San Alejo. El conductor, por su parte, tiene 28 años y tiene domicilio en Capital Federal.

En el momento de ser embestida por el peugeot color celeste, la víctima se dirigía en bicicleta hacia su trabajo en un barrio privado de la zona donde se desempeñaba como vigilador. Debido al impacto, el cuerpo del hombre atravesó el parabrisas para quedar incrustado boca arriba en el lugar del acompañante, con las piernas hacia afuera del vehículo. La situación fue advertida recién 18 kilómetros más adelate por una empleada de la cabina del peaje de 22 años.

Tal como consta en la causa, conmocionada por la escena, la joven le expresó al conductor, que se disponía a pagar con 100 pesos: “señor, usted lleva un muerto ahí… ¿No lo ve?”. Ante la pregunta, el hombre manifestó sorpresa y aseguró no haberse dado cuenta. Se estima que manejaba en estado de ebriedad.

Inmediatamente fue detenido, y alli también se constató la muerte del vigilador. Se desconoce si el deceso se produjo en el momento del impacto o si perdió la vida en el trayecto que permaneció incrustado, a causa de no haber recibido la atención necesario en el momento del choque.

Esta tarde se estima que estarán listos los resultados de la autopsia que podrán determinar el momento del deceso. En tanto que al conductor se le extrajo sangre durante el día de ayer a fin de practicar los exámenes toxicológicos que permitan determinar si manejaba en estado de ebriedad o bajo los efectos de alguna sustancia.