Impactante: Hablo el padrino de los hijos de Ricardo Fort

el padrino

El emotivo testimonio del padrino de los hijos de Ricardo Fort: “El soñaba con tener chicos y yo lo acompañé”

Gustavo Martínez habló en Intratables y reveló detalles de su relación con el empresario. ¡Mirá el video!



hablo

El grave problema de salud que tuvo Ricardo Fort desembocó en un lugar impensado: a partir de su recuperación, el empresario comenzó a mostrar una faceta poco conocida, alejada de la noche, las fiestas y la frivolidad más inmediata.

El testimonio de Gustavo Martínez, el padrino de sus hijos, y con quien Fort decidió tener a sus dos hijos, está en sintonía con estos nuevos aires. A pesar de su incomodidad frente a las cámaras, Martínez se presentó en Intratables y contó la historia que lo une a Fort. Según reveló, Ricardo le propuso tener hijos, y a partir de es momento jamás se separaron (conviven todos juntos), aunque ya no se relacionan como pareja.

"Me llenó el alma de amor cuando me dijo que quería tener dos hijos. El quería cumplir con ese sueño y yo lo acompañé", relató Gustavo Martínez.

“Me llenó el alma de amor cuando dijo que quería tener dos hijos, él quería cumplir con ese sueño y yo lo acompañé. El siempre dijo que Felipe y Martita tenían dos papás, y yo siempre le dije que el papá siempre iba a ser Ricardo y que yo era el padrino para no confundirlos”, comentó Gustavo, emocionado. Además contó que forma parte de la crianza de los pequeños, ya que Fort “le permitió todo”. “Ha estado internado Felipe y yo estuve ahí, no lo quería dejar solo”, relató.

Si bien se lo notaba nervioso y conmocionado, Martínez se terminó quebrando cuando recordó que Fort corrió riesgo de muerte. “Cuando me dicen que se podía morir, no podía entenderlo, no me entraba en mi cabeza que él se pudiera morir porque dejaba dos hijos solos, que no tienen madre. No quería eso para nada”, relató. Y agregó: “Estuvo al borde de la muerte en serio. Yo no sabía qué hacer, pensaba que nadie venga y me diga esa noticia… Cuando me dijeron que estaba bien se me volvió el alma al cuerpo”, concluyó sobre ese episodio.

Mientras Gustavo hablaba, Fort lo miraba con lágrimas en los ojos: un Fort renovado, que se muestra en cámaras alejado de su seguridad y cerca de sus afectos.


de Ricardo Fort