Lobby Gay: Vaticano reaccionó, exigió silencio

vaticano

"Algunos tiemblan en la Iglesia", dice la revista Panorama a raíz de la difusión del informe sobre el "lobby gay" y de conspiraciones en el Vaticano.

Catolicismo


No habrá declaraciones de ninguno de los tres cardenales que participaron de la investigación que el papa Benedicto XVI les encargó en abril del año pasado y cuyo resultado le entregaron en diciembre. Tampoco, una “versión oficial” de parte del vocero vaticano, Federico Lombardi, limitado a admitir que el informe secreto sobre VatiLeaks realizado por los cardenales Julián Herranz (español, 83 años, Opus Dei), Jozef Tomko (eslovaco, 89 años, Congregación para la Evangelización de los Pueblos) y Salvatore De Giorgi (italiano, 83 años, arzobispo emérito de Palermo).

Esta mañana, el diario La Repubblica y la influyente revista Panorama dieron a conocer en Italia los detalles del expediente que guarda el papa en su caja fuerte, “en dos carpetas forradas de color rojo”, según el detalle ofrecido por la prensa italiana.

chantaje


Se trata, nada menos, de una conclusión que, de acuerdo con la primera interpretación, podría ser la causa número uno para que Joseph Ratzinger haya decidido renunciar a seguir siendo Benedicto XVI.

De acuerdo con los párrafos que trascendieron y que son adjudicados a ese informe secreto, en el Vaticano opera un sistema de alineación de jerarcas de la Iglesia que responden a su condición homosexual y que constituyen lo que se ha dado en denominar como un “influyente lobby”. Pero eso no es todo, ni lo que importa, en todo caso, es la orientación sexual: el informe mejor guardado por el papa y que podría haberle obligado a dejar de lado su gran cuota de poder global es que identifica la violación de dos de los “sagrados mandamientos” del cristianismo, “no fornicarás” y “no robarás”.

La Repubblica informó este jueves que lo que conmocionó al papa fue una frase en latín que preside las determinaciones a las que llegó la pesquisa: Impropriam influentiam.

apostoles


El basurero entra a San Pedro

Chantaje es la traducción lisa y llana de la utilización de ambas palabras juntas y se indica que algunos cardenales podrían sufrir “influencia externa”.
La prensa italiana recordó que ya una carta robada de las cámaras secretas en 2012 habló de estas relaciones ocultas aunque omitiendo los nombres: como monseñor Tommaso Stenico, suspendido después de una entrevista televisiva en la que habló de los encuentros sexuales tuvieron lugar en el Vaticano. Por ejemplo, se denunció que el político Angelo Balducci amaba estar rodeado de jóvenes coristas de la Santa Sede.

De acuerdo con la nota del diario italiano, se registran encuentros sexuales de sacerdotes, coristas del Vaticano y políticos en saunas gays y hasta se menciona un club preferido: el Priscilla.

Un trío imbatible con 255 años de experiencia


Los cardenales que realizaron la investigación lo hicieron por expreso encargue del papa y a raíz del robo de 85 documentos secretos que constituyeron lo que se conoció mundialmente como VatiLeaks: la revelación de información oculta.

Ellos, sumadas sus edades, suman unos 255 años. Y son (clic en cada foto para saber más):

Lobby Gay: Vaticano reaccionó, exigió silencio
vaticano

Catolicismo



El asunto comenzó costándole la cabeza nada menos que al mayordomo del jefe de la Iglesia, pero sus ramificaciones son interminables.

Es indudable que quienes avanzaron no buscaban dilucidar los misterios milenarios del cristianismo, sino poner en riesgo la gobernabilidad de todo el imperio que, Iglesia y Estado Vaticano, conforman en conjunto.

chantaje


Benedicto XVI en su despacho.

Apenas comenzó la pesquisa, el diario alemán Hamburguer Morgenpost (país en el que nació el papa y en cuya prensa hay información que no se encuentra en la italiana) dio algunos indicios que hacían sospechar del real poder papal y de su propio entorno, a sabiendas de la “guerra sangrienta” (término usado por el famoso vaticanista Eric Frattini al hablar con MDZ) que llevan adelante los cardenales Angelo Sodano y Tarcisio Bertone y sus seguidores, los “diplomáticos” y los “bertonianos”, respectivamente.

Puntualizó el diario alemán:

apostoles


Los documentos fueron robados del escritorio del propio papa;

Fueron los mencionados 85 documentos, pero además unos 100 trabajos confidenciales;

El mayordomo Paolo Gabrielle (de 46 años) mencionó a siete jerarcas que lo “presionaron” a hacerlo;

La reacción y “la madre de todos los archivos”


Federico Lombardi, vocero del papa, fue claro al reaccionar frente a la difusión de parte del informe secreto y dijo que “la comisión ha hecho su trabajo y lo dejó en manos del santo padre”.

Justificó su aparición ante los periodistas afirmando que “no estamos corriendo detrás de todas las especulaciones y fantasías, u opiniones que se expresan sobre el tema” a la vez que advirtió que “no esperen que ninguno de los tres cardenales les den entrevistas, porque la línea acordada es guardar silencio y no revelar información”.

Lobby Gay: Vaticano reaccionó, exigió silencio


La revista Panorama, que ayer anticipó el tema que hoy ocupa la barra superior de su portada, dedicada principalmente a la campaña política italiana, llamó al reporte de los tres cardenales como “la madre de todos los archivos”.
Llama al español del Opus Dei Julián Herranz como el “Cardenal 007”, por su precisión para llevar adelante la búsqueda de la información y da cuenta que las dos carpetas guardadas bajo siete llaves por Benedicto XVI “dibujan un mapa amplio y detallado de la curia romana” y agrega que “no se escatimó en investigar inclusive a los colaboradores cercanos del papa”.

“Algunos tiemblan en la Iglesia”, dice Panorama en su edición de este jueves.

vaticano

Catolicismo