Chile liberó a los soldados de Bolivia y Evo exigió discul

La Justica declaró una "suspensión condicional del proceso". Al pedido del cocalero, el gobierno de Piñera respondió: "Chile jamás va a pedir perdón por hacer respetar la ley"

justicia

Los detenidos se declararon inocentes y el presidente boliviano Evo Morales demandó a Chile que pida perdón a los uniformados por lo sucedido.

Claudio Choque, Augusto Cárdenas y José Fernández fueron detenidos el 25 de enero, cuando los hallaron armados en la frontera porque, según el gobierno boliviano, realizaban operaciones para luchar contra el contrabando de vehículos.

Los acusados fueron liberados tras dictarse una suspensión condicional del proceso que implica que no pueden ingresar a suelo chileno por un año y al culminar ese plazo, se extinguirá el proceso en su contra.
Tras conocer el fallo, el presidente Evo Morales afirmó que la decisión de los jueces es un “triunfo de la dignidad del pueblo boliviano”. Y agregó: “Han sido víctimas de la soberbia de algunas autoridades del gobierno chileno, intentaban vengarse con los soldados, qué vergonzoso”.

“Queremos decirle al gobierno de Chile, si ellos practican la integración o tienen interés de integrarse con Bolivia, el respeto de pueblo a pueblo y de gobierno a gobierno, lo mejor que puede hacer el gobierno de Chile es pedir perdón a los tres soldados”, señaló el mandatario boliviano.

“De esa manera podremos entender que es un buen gobierno, un buen vecino, un gobierno que está dispuesto a trabajar de manera conjunta –detalló Morales-. Si es consciente de su trabajo, el gobierno chileno debería pedir perdón por lo menos a los tres soldados que estaban luchando contra el contrabando”.

Pocas horas después, llegó la respuesta a los pedidos del cocalero. Mauricio Lob, vocero del gobierno de Sebastián Piñera, declaró: “Chile jamás va a pedir perdón por hacer respetar la ley, los tratados y sus fronteras".

evo morales

“Reafirmamos, y que quede muy claro, que cualquier persona que ingrese a Chile ilegalmente y que pudiera haber cometido un delito adicional será detenida por carabineros y puesta a disposición de la Justicia chilena”, aseguró Lob.

Los uniformados pasaron 32 días en una cárcel de máxima seguridad de Alto Hospicio. “Acepto ser liberado, somos inocentes”, afirmó Choque, mientras que Cárdenas señaló: “Acepto la liberación porque somos inocentes”. Y Fernández explicó: “No hemos cometido ningún delito. Este es un asunto entre cancillerías de Chile y Bolivia”.

El juez otorgó un plazo de 24 horas para que los tres bolivianos abandonen suelo chileno y dejó en manos de la Fiscalía la devolución o no del arma militar incautada a uno de los militares.

Por la tarde del viernes, imágenes de la televisión estatal boliviana mostraron cómo los tres jóvenes fueron recibidos en el aeropuerto de Oruro como héroes, con guirnaldas de flores y una columna militar que los escoltó hacia una tarima para comenzar un acto junto a ministros del Gobierno.

“Son un ejemplo, no solamente para las Fuerzas Armadas, sino para la sociedad en su conjunto”, les dijo el general Edwin de La Fuente, comandante de las FFAA.

El presidente boliviano había denunciado el caso ante la ONU y acusaba a Piñera de vengarse con los soldados por la demanda de una salida soberana al mar. El mandatario chileno respondió que en su país se respeta el Estado de Derecho.

frontera