Impresionantes fotos de un suicidio en las Cataratas del Iguazú

Una mujer decidió quitarse la vida en Misiones al enterarse de que padecía de una enfermedad terminal. La mujer saltó ala Garganta del diablo, en las cataratas del Iguazú frente a la vista de un grupo de turistas.
Suicidio en las cataratas

Secuencia de fotos con un trágico desenlace



Una maestra de 37 años se suicidó arrojándose a la Garganta del Diablo. Fue el martes, a las 9.50, cuando Mónica Heck, oriunda de Puerto Esperanza, pasó la baranda del salto, se sentó sobre una roca y se dejó caer, ante la mirada de decenas de testigos.

Heck, que trabajaba como docente en una escuela de Wanda, ingresó al Parque Nacional acompañada por un grupo de turistas con quienes recorrió la pasarela que conduce a la Garganta del Diablo. Según contó un fotógrafo, la mujer estaba muy apurada para llegar al lugar.

Miguel Ángel Alvarenga, guía de turismo, afirmó que la docente se encontraba cerca de la baranda cuando en un momento la traspasó y se quedó parada sobre la roca. Sorprendidos, turistas y fotógrafos comenzaron a pedirle que se retirara del lugar.

Luego la mujer se sentó en el borde del precipicio, junto a unos juncos sobre las piedras cubiertas de musgo, con las piernas colgadas en el vacío. Por último, hizo un pequeño movimiento, como empujándose hacia el salto, y cayó al vacío.

Testigos indicaron que, mientras todo esto ocurría, un fotógrafo del Parque salió corriendo de la zona, como para no presenciar el fatal desenlace. Mientras que una turista se desmayó.

Asimismo, otro fotógrafo explicó a diario El Territorio que el lugar desde donde se tiró Heck es de muy difícil acceso y añadió que no podía entender cómo hizo la mujer para llegar tan rápido al precipicio.

Después de que Mónica se lanzó al vacío, se dio aviso a los guardaparques que se hallaban en el lugar y éstos a su vez a la Policía, que se presentó minutos después en ese sector del Parque Nacional Iguazú.

El contingente de turistas fue evacuado y se precintó el balcón del salto para que los forenses puedan trabajar y ubicar a los testigos.

Heck era de contextura delgada, cabellos cortos, color castaño claro. Y tenía un hijo. Entre las pertenencias que dejó la mujer, se encontró su cartera con su documento y un pasaje de colectivo, el que usó para llegar hasta el Parque Nacional. Además, aparecieron papeles que indicaban que Mónica sufría una enfermedad terminal y que, paralelamente, estaba atravesando un tratamiento psicológico.

Mientras tanto, personal de Prefectura con la logística de la empresa concesionaria de los paseos náuticos Iguazú Jungle, trabajaba en el lugar para rescatar el cuerpo y retirarlo por la zona del puerto. Hasta ayer, el cadáver no había sido localizado.