Sigue incrementándose la cantidad de dólares que demandan los argentinos para sus consumos fuera del país. A fines de febrero se llegó a los u$s 503 millones de stock, un récord histórico que enciende luces de alerta.

Consumo récord con tarjetas en el exterior

Mientras los rumores se ponen a sus anchas fogoneados por las inspecciones que realizaron la AFIP y el BCRA la última semana en el sector turístico, los consumos que realizan los argentinos con tarjeta de crédito en el exterior siguen incrementándose. En la traducción, esto implica que alguien que sale del país consume productos y servicios en dólares que se pagan en pesos en el resumen, pero que después bancos y compañías de tarjetas deben demandarle moneda dura al Banco Central para cancelar dicha deuda con el extranjero. Así, los u$s 503 millones de stock de préstamos en dólares con tarjetas de crédito que informa el BCRA se han transformado en todo un récord. Para tomar una referencia clara, hace un año, por el mismo concepto, esa cifra era de u$s 337 millones, un 33% por debajo.

De todas maneras la comparación puede ser más frontal aún, si se toman los u$s 223 millones que se registraban a fines de 2012 producto de una fuerte caída en los consumos a raíz de la implementación del pago del 15% adicional en la cotización del dólar utilizado mediante la tarjeta. Contra esa cifra, esta implica un 125%, o más de u$s 7 millones diarios.

La lógica implacable de consumir en el exterior a un tipo de cambio evidentemente ventajoso sigue generando adeptos. En plena temporada vacacional, el stock de crédito en dólares contraído con plásticos creció y promedió u$s 466 millones para febrero según números del BCRA. El incremento significa también un pico histórico en la serie que semana tras semana promedia y releva el Banco Central y podría constituirse en un argumento de peso para que la AFIP realice modificaciones que busquen atenuar la demanda de billetes en el mercado cambiario local convocadas para sufragar los gastos realizados.

Fue en los primeros días de septiembre de 2012 que la AFIP decidió implementar un recargo del 15% para los consumos realizados en el exterior o vía Internet con tarjeta (a cuenta del pago de Ganancias o Bienes Personales), lo que redundó en una caída posterior de mas de u$s 200 millones en el stock del Banco Central, y que tuvo su punto de inflexión en diciembre de 2012, fecha a partir de la cual el incremento se evidenció nuevamente.

En la city hay quienes especulan y creen que la AFIP tenderá a proponer nuevas medidas que permitan compensar la salida de dólares por los consumos con tarjeta. Fundamentan esta opinión en que con la suba del dólar informal (el viernes cerró cerca de los $ 7,83), la brecha entre el tipo de cambio oficial (sumándole el 15%) versus el precio del dólar en el mercado paralelo han cimentado una inercia donde cada vez resulta más ventajoso utilizar el plástico para realizar las compras en dólares, siempre y cuando no se tenga acceso al mercado oficial. El tipo de cambio que se obtiene al consumir con tarjeta en el exterior está (gastos incluidos) cerca de los $ 6, cerca de $ 1,83 por debajo de la cotización en el mercado ilegal. La brecha entre un valor y otro resulta, en opinión de los expertos, un incentivo suficientemente poderoso para compensar, en muchos casos, el costo del viaje al extranjero. De todas formas, advierten que es en estos casos donde la AFIP realiza un control exhaustivo en función de los cargos asociados.