El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Blur entrega al Vive Latino una noche de 'ternura, café y t

Blur entrega al Vive Latino una noche de 'ternura, café y t


latino

Con el sonido de una matraca mexicana y un “¡hola!”, el cantante Damon Albarn inició la noche de este sábado el concierto de la banda británica Blur, en la edición 14 del Festival Vive Latino, que se desarrolla en el Distrito Federal.

Albarn (voz), Graham Coxon (guitarra), Alex James (bajo) y Dave Rowntree (batería) comenzaron poco después de las 22:30 horas su actuación con Popscene (1992) y a partir de ese momento subieron poco a poco el voltaje de su música, en un recorrido por su discografía.

El también líder del proyecto Gorillaz, Albarn, se encargó de encender el ánimo desde los primeros instantes. No solo llegó al escenario con la matraca (que hizo sonar un par de veces). Además habló en varias ocasiones en español.

“Tú eres mi corazón”, dijo a los mexicanos el intérprete que utilizó jeans y una playera negra, en la que podía observarse a un lobo aullando a la luna.

Con Girls & Boys (1994), el primer gran éxito comercial en la carrera de Blur, el público en el escenario principal del Vive Latino comenzó a saltar, para expresar su emoción, que aumentó cuando Albarn decidió acercarse más.

Al tiempo en que cantaba “girls who are boys, who like boys to be girls”, Albarn decidió saludar de mano a varios de sus fans, lanzarles agua y colocarse en el borde de la valla que divide la zona del público de la del escenario.



mexico


El guitarrista, Coxon, inició el sonido trepidante de Beetlebum (1997), uno de los temas más enigmáticos de la banda, que algunos interpretan como una referencia sarcástica dedicada a Liam Gallagher, exintegrante de Oasis, la banda con la que Blur llegó a competir en la escena del Britpop de los años noventa.

“¡Que toquen la de la lechita!”, gritó más adelante un fan, que estaba frente al escenario. Como si lo hubieran escuchado, los integrantes del grupo de Colchester ejecutaron los acordes de uno de sus temas más populares, Coffee & TV, que apareció en el álbum titulado 13, del año 1999.

La canción remite de inmediato al videoclip en el que un cartón de leche anda por las calles, encuentra el amor y tiene un final agridulce.

“We could start over again (podríamos empezar de nuevo)”, dicen las últimas estrofas del tema, a las que Coxon y Albarn le dieron un tono más melancólico en el Vive Latino 2013.

Los músicos británicos estuvieron acompañados por un coro de cuatro integrantes y utilizaron una escenografía sencilla, tan solo la imagen de un puente, como telón de fondo.

Blur continuó con un segmento en el que incluyó sus principales éxitos comerciales. Con Tender (1999), el concierto tuvo uno de sus momentos más emotivos. El tema con coros estilo Gospel logró que retumbara en el Foro Sol el canto de:

“Love's the greatest thing that we have… I'm waiting for that feeling, waiting for that feeling to come. Oh my baby, oh my baby, oh why, oh my”.

Después siguieron las canciones Country House (1995), Parklife (1994), y Song 2 (1997). Tres títulos que han definido la carrera de Blur, desde que comenzó a tocar en 1989, con un estilo irónico en el que se mezclan varios géneros, desde el punk hasta la electrónica, con la herencia de grupos como The Beatles.

Con cada uno de ellos, los que acudieron al Vive Latino tuvieron varios momentos de saltos y cantos al unísono. “It´s like a familia”, dijo Albarn, para luego dejar el escenario, junto al resto de la banda.

Para pedir al grupo británico que tocara un poco más, el público comenzó a gritar: “Blur, Blur, Blur”. Poco después, Albarn se sentó frente al piano e interpretó Under The Westway (2012).


Blur


“Es una noche fantástica, muchas gracias”, dijo Albarn en los últimos instantes del concierto, antes de cerrar con The Universal (1995), caracterizada por su sonido estilizado, y sus referencias futuristas.

“Buenas noches”, mencionó el vocalista de Blur, para despedirse de sus seguidores mexicanos, cerca de la medianoche.

Instantes después metió una de sus manos en el bolsillo, y se fue. Coxon también agradeció los aplausos del público. Luego se puso un sombrero, con el que dio la impresión de que se iba de pesca, y se alejó de las luces.

Las pantallas mostraron los logotipos del Vive Latino 2013, y los seguidores que disfrutaron el concierto de los británicos comenzaron a buscar la ruta de salida. En el camino siguieron cantando: “Oh my baby, oh my baby, oh my, oh why”.


Festival

2 comentarios - Blur entrega al Vive Latino una noche de 'ternura, café y t

@DarthFrodo +1
Muy buena crónica!
@Todoaquelloeldin
Gracias! y gracias por comentar!