Fue la frase que escuchó una madre cuando se comunicó al teléfono de su hijo luego de que dos delincuentes lo asaltaron y lo mataron en Mar del Plata. "No sos Martín, a mi hijo me lo mataron y vos tenés el celular", dijo

"Hola...yo fui el que le robó el celular a tu hijo&quo


Un hombre de 31 años fue asesinado de una puñalada por delincuentes que le robaron la billetera y el teléfono celular cuando se bajó de un colectivo en el barrio Jorge Newbery, de Mar del Plata.

La familia de la víctima aseguró que no confía en el accionar de la Policía ni de los investigadores. “Nosotros tenemos miedo. Ayer teníamos dos tipos en la puerta de nuestra casa a la 1:20 de la madrugada. Pedimos custodia -porque los delincuentes saben que los conocemos- pero no vino ningún patrullero”, contó la hermana del joven al portal marplatense 2223.

La víctima fue identificada como Martín Campos, de 31 años, padre de tres hijos y tornero y juez en carreras de automovilismo Apac y de TC del Sudeste, indicaron voceros. La policía informó que el hecho ocurrió ayer alrededor de las 8, cuando Campos se bajaba del colectivo urbano de pasajeros en la calle Colón y 234 y fue sorprendido por dos delincuentes que le pidieron la billetera y el celular.

“Según testigos, conocemos en el barrio a uno de los asesinos. Conocemos su moto y dónde vive, y que hace poco salió de prisión. Ayer a la tarde estuvo tomando mate a la vuelta de casa”, aseguró.

Asimismo dio cuenta de una escena escalofriante que tuvieron que vivir. Estábamos con mi mamá en la comisaría. Ella, en un acto instintivo de madre, llamó al celular de mi hermano y atendió un joven que dijo llamarse Martín. Mi madre le dijo ‘No sos Martín, a mi hijo me lo mataron y vos tenés su celular’, y le respondió: ‘Hola... Yo fui el que le robó el celular a tu hijo’ ”.

Dos crímenes en 24 horas

Aparte de la muerte de Martín Campos, los vecinos de la ciudad de Mar del Plata fueron testigos de otra muerte tras un asalto. En esta oportunidad, Gerardo Olivera, 91 años, y su esposa Filomena Lupoletti (86), vecinos del barrio Bosque Grande, fueron víctimas de un violento asalto.

El hecho ocurrió alrededor de las 6 de la mañana cuando los ladrones irrumpieron en la vivienda de la calle 12 de Octubre 8950, donde se encontraba descansando Gerardo Olivera. Cuando los asaltantes golpeaban al anciano para que les indicara dónde guardaba el dinero, éste sufrió un paro cardíaco y murió, destacaron los informantes.

La fiscal Andrea Gómez confirmó que "lamentablemente hubo otro hecho de inseguridad y en este caso las víctimas son dos personas mayores, de las cuales una de 91 años fue brutalmente asesinada en ocasión de robo". "La violencia y el desastre dentro de la casa fue tremendo, no encuentro palabras para calificar este accionar”, señaló en declaraciones radiales. Las fuentes consultadas no confirmaron si los delincuentes les robaron a los ancianos ya que toda la vivienda estaba en un gran desorden.