Tras el opertativo de la AFIP, se supo que Lunati es fanático de River


Luego del allanamiento a la vivienda del árbitro en Santos Lugares, un funcionario confirmó que la misma estaba repleta de objetos relacionados con el club de Núñez.

La AFIP confirmó que Lunati es fanático de River

En medio de la investigación por parte de la AFIP por su supuesta "conducta fiscal irregular, defraudatoria e incompatible", a Pablo Lunati parece haberle surgido un nuevo inconveniente que seguramente le traerá más de una complicación.

Según publica el portal Minuto de Cierre, en el allanamiento realizado por los funcionarios judiciales a la vivienda del árbitro en Santos Lugares, se encontraron, entre otras cosas, varios objetos que no hacen más que confirmar lo que hace rato es un secreto a voces en el mundo del fútbol argentino: Lunati es fanático de River Plate.

Además, según uno de los funcionarios, en la lujosa casa que el referí internacional comparte con su esposa, Karina Mazzuchi, está "todo en su lugar: remeras con remeras, pantalones bien doblados, camisas espectacularmente planchadas. Y una limpieza tal que se puede comer en el piso".

Sin embargo, el dato de color de este allanamiento fue sin dudas la cantidad de objetos riverplatenses encontrados en la vivienda. "Cuando entramos al baño, parecía que estábamos en el Monumental", declaró el mismo funcionario.

Esta confesión llega en un momento más que complicado para Lunati, quien ya se vio inmerso en varias polémicas con respecto a este tema. Él mismo fue varias veces apuntado por favorecer al club de Núñez en varias de las ocasiones en las que lo tocó dirigir, y cada vez que su nombre aparece en un partido de River, las sospechas, conjeturas y bromas no tardan en aparecer.

Sin ir más lejos, en el último Superclásico en el Monumental (2 a 2), a Lunati se acusó de "torcer la cancha" en favor del equipo local. Además, estuvo en varios partidos claves en el andar de River en la B Nacional. Simples datos "al pasar" que le dan más fuerza a lo que parece ser una realidad cada vez más innegable.