para tomar consciencia y pedir la paz

colombia, unico pais en guerra de sudamerica


un poco de info, de lo q pasa en colombia y q muy poco de eso llega a la noticias.


para empezar les dejo este relato, q aunq no tenga el nombre de quien lo dice, si uno sale a hablar con la gente en colombia, se entera de cosas asi o peores.

Recuerdo bien cuando llegaba el ejército a mi pueblo… se retiraban al paso de unas horas y luego llegaban de nuevo, pero esta vez vestidos de civil y acompañados por uno o dos sicarios… ya no eran soldados, eran ''paras''.

Entre el 2005 y 2006 un amigo que ingreso al ejercito me contaba entusiasmado que el gobierno estaba pagando $9.000.000 y 3 meses de vacaciones a los soldados por cada guerrillero muerto… días después el ejército a la vista de muchos comenzó a recoger gente civil, los mataban, les colocaban un uniforme, una arma hechiza y los presentaban como guerrilleros abatidos en combate… y a disfrutar la recompensa… en esos días todos los drogadictos y habitantes de la calle se esfumaron… lógicamente ellos también fueron presentados como guerrilleros abatidos en combate. En ese entonces nadie podía hablar ni levantar la mirada porque si lo hacías ya eras hombre muerto.

Yo era entre niño y joven en ese entonces, no lograba comprender por qué el estado tomaba tan extremas acciones de exterminio contra la población civil.

Hoy no logro comprender porque él y los responsables de tan macabras masacres… aun estén libres y aun tengan apoyo de la gente.
________________________________________

Nota:

''La Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía General presentó un balance de la información entregada por los paramilitares desmovilizados luego de siete años de la aplicación de la ley.
Según el informe, los paramilitares han confesado su participación en 1.046 masacres en todo el territorio nacional, así como 25.747 homicidios.
Igualmente se registraron confesiones de 3.599 desapariciones forzadas, 1.618 casos de reclutamiento ilícito.
Los paramilitares desmovilizados confesaron además su participación en11.172 desplazamientos forzados, 1.916 secuestros, 1.078 extorsiones, 1.916 secuestros y 776 actos de tortura.
En uno de los casos más llamativos se obtuvo información sobre 3.929 fosas comunes, con lo cual se logró la ubicación de 4.809 cadáveres.
Por último se señala que los ‘paras’ confesaron su participación de 65 casos de tráfico de estupefacientes, así como 96 registros de violación sexual''.

crisis de salud, mientras el estado invierte millones en armamento

guerra


Entrevista a gustavo petro:

"La crisis de salud no es de Bogotá, es de Colombia, y si ustedes se están aterrando después de diez años de aplicada la ley 100, pues tengo que decirles que lo que pasa en el resto del país es peor", aseguró Petro.
El mandatario explicó que al aprobarse como ley un sistema donde la salud no es un derecho, sino una mercancía, se afectó gravemente a los ciudadanos y su calidad de vida.
"Lo que estamos viviendo es un modelo de salud que por enriquecer propietarios de EPS y de IPS está matando colombianos, literalmente", dijo el burgomaestre.
Petro afirmó que la crisis que viven algunos hospitales del Distrito, entre otras razones, se debe a la deuda de más de 250 mil millones de pesos que tienen las EPS con estas entidades. Según el mandatario, la deuda que tienen las EPS con entidades públicas en todo el país puede ascender al billón de pesos.

terrorismo de estado


El ESMAD mutiló a cerca de 100 personas durante el paro cafetero


estados unidos


Las agresiones por parte de la Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD a los estudiantes, docentes, indígenas y campesinos no solo es una constante sino que cada día son más fuertes , uno de los picos más altos que demostró los niveles de represión que puede alcanzar la fuerza pública se evidenció en el pasado paro cafetero que duró 12 días. Fue gracias a los medios locales, regionales y alternativos que el país conoció las verdaderas dimensiones de las violaciones de derechos humanos cometidos por la policía.

El material fílmico y auditivo que se logró recoger durante las arremetidas del ESMAD donde se evidencia el uso desmedido de la fuerza, son la pieza clave para el inicio de las investigaciones contra el director de la policía José Roberto Riaño en la Procuraduría y en la Fiscalía. La presión jurídica inicia con un derecho de petición radicado en la policía de Santander por un grupo de defensores de derechos humanos donde se le exige a la institución que exponga públicamente (si existen) los procesos disciplinarios contra los agentes que agredieron a los manifestantes.

“En Santander los videos ilustran como el ESMAD destruye los vehículos, buses de transporte público que se encontraban estacionados en las carreteras mientras los manifestantes se movilizaban pacíficamente”, explicó Oscary Ávila, defensor de los derechos humanos de la UIS

Las cifras ilustran que son cerca de 100 personas que resultaron heridas, entre ellas varias mutiladas con pérdida total o parcial de sus extremidades, esta situación llevó a que la gobernadora del Quindío reconociera que han fueron más de una docena de campesinos que perdieron su visión por culpa de las agresiones, esto a pesar de que en Colombia la protesta social está reconocida como un derecho constitucional.

Droga y conflicto social en Colombia


Colombia

El nombre mismo de Colombia tiene el estigma de estar asociado al cultivo, procesamiento y tráfico de cocaína y heroína, lo cual es considerado un “delito” de alcance mundial, ante el cual la comunidad internacional solo piensa en reaccionar con medidas represivas, ya que estas drogas producen un deterioro profundo en la salud física y mental de quienes las consumen.

Desde hace muchos años, los gobiernos de los Estados Unidos se han basado en este hecho para intervenir en Colombia con presencia cada vez más grande de asesores militares, con todo un aparato de investigación y con programas de destrucción de cultivos y laboratorios. Dado que los movimientos insurgentes financian parte de sus actividades con impuestos al comercio de la droga, los Estados Unidos consideran que esto es motivo suficiente para que sus donaciones y sus agentes se dediquen a combatir a la insurgencia, ya bautizada por ellos como “narco-guerrilla”.

Pocas veces se piensa que Colombia es más bien una víctima de este fenómeno, cuyas raíces, intereses y beneficios están en el hemisferio Norte.


Cuando uno trata de entender el discurso de los países del Norte que son los que obtienen el mayor lucro del narcotráfico, particularmente el de los gobiernos de los Estados Unidos cuya “política anti-narcóticos” parece ser la más agresiva, encuentra innumerables incoherencias. Solo me refiero enseguida a algunas de ellas:

Se dice que “la guerra contra las drogas” se configuró en los gobiernos de Reagan y Bush (padre) y que tuvo como intención la de producir un alza exorbitante en el precio de los alucinógenos para, por esa vía, disminuir el consumo. Pero aunque rápidamente se comprobó que el consumo no disminuía sino que ha seguido en aumento constante hasta hoy, también se comprobó que esa “guerra” había diseñado el mejor negocio del mundo. Se obtenían allí ganancias del orden del 20.000% que en su casi totalidad se quedaban en el Norte. Un estudio de la revista “Le Figaro”, de París, mostraba que en 1995 el narcotráfico llegó a generar ganancias de trescientos mil millones de dólares, equivalentes a las dos terceras partes de los recursos de los bancos estatales del mundo.

El eje de una “guerra” tan lucrativa estaba, sin duda ninguna, en la prohibición. El mercado de la cocaína y de la heroína era excluido de la ley fundamental del sistema capitalista: la “ley de la oferta y la demanda”. ¿Qué podría motivar una decisión tan anti-sistémica, que pone en tela de juicio uno de los fundamentos del capitalismo? Se dice que razones “éticas”, ya que las drogas alucinógenas deterioran la calidad de la vida. Pero, entonces, ¿por qué no se prohíbe la fabricación y el comercio de armas, en cuya esencia está la finalidad, no de deteriorar vidas sino de eliminarlas?

Uno se pregunta si la “guerra contra las drogas” tiene como objetivo realmente disminuir el consumo de drogas en el mundo, o al menos en los países del Norte. Una prueba evidente de que ésta no es la intención, nos la da el Plan Colombia , una estrategia diseñada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos para el gobierno de Pastrana (1998-2002) que tenía como eje la “lucha contra la droga”, eje desde el cual se pretendía aportar a la solución de casi todos los problemas sociales y políticos de Colombia. Cuando el debate sobre este Plan llegó al Congreso de los Estados Unidos, el senador Wellstone, de Minnesota, demostró, mediante estudios de la misma Rand Corporation, que era 23 veces más efectivo, para disminuir el consumo de drogas, invertir en el tratamiento médico psiquiátrico a los consumidores, que en la represión en países productores. La indiferencia total de los congresistas frente a las propuestas del senador Wellstone comprueba que el mismo Congreso USA no tiene interés alguno en disminuir el consumo. ¿Entonces qué busca la “guerra contra las drogas”?

No hay duda de que la prohibición es el eje sobre el cual descansa el lucro. Si la droga no fuera prohibida, su precio se derrumbaría inmediatamente y, una vez eliminada su altísima rentabilidad, su producción y comercialización quedarían sin estímulo.

por ultimo les dejo una critica constructiva, q le hace correa el presidente de ecuador, a uribe en ese momento presidente de colombia:


link: http://www.youtube.com/watch?v=qk4DmbPE1ek

seria bueno erradicar la guerra en latinoamerica, y para eso tiene q llegar la paz a colombia....