Se vende el sol a un euro la parcela en eBay

La española que tiene el título de "propietaria" de la estrella la vende en trozos numerados en el la página de subastas. En menos de un día vendió más de 100 parcelas.

Se vende el sol a un euro la parcela en eBay

“El sol está en venta” dice el anuncio del portal de subastas eBay en versión italiana. La encargada de la publicación y “dueña” del astro rey es la española Ángeles Durán, que en el 2010 obtuvo el acta notarial en la que se le atribuye la propiedad de la estrella, informó El Mundo.

La oferta está puesta en portal italiano porque si bien Durán, de 52 años, es oriunda de Vigo (España) está radicada actualmente en Italia.

En menos de un día Durán logró captar a más de 100 compradores que obtuvieron su “parcela” al precio de un euro.

La mayoría de los compradores, según El Mundo, adquirieron “varios trozos” de sol. Puso en venta hasta el momento 10 mil parcelas. La intención de Durán es comercializarlo por metro cuadrado.

Según explica la oferta no hay restricciones en cuanto a la nacionalidad de los compradores y el envío remitido por Durán del certificado que acredita la compra de la parcela es gratuito. Las parcelas están numeradas de tal forma que todos obtengan su parte del sol y no haya problemas.

Ángeles Durán logró hace más de dos años un acta que la declara "propietaria del Sol, estrella de tipo espectral G2, que se encuentra en el centro del Sistema Solar, situada a una distancia media de la Tierra de aproximadamente 149.600.000 kilómetros", explica la diario español.

La propietaria del sol, que siguió el ejemplo del norteamericano que se convirtió en propietario de la Luna, tiene planeado también venderlo en la página de subastas española y el objetivo de todo esto es con fines sociales ya que ella planea quedarse con el 10% de los beneficios.

Según estudios científicos el diámetro del sol es de 1,4 millones de kilómetros con lo que Durán obtendría ingresos millonarios.

Según afirma El Mundo, no es la primera vez que Durán llama la atención por sus excéntricas iniciativas. Anteriormente obtuvo la autoría de la partitura más larga del mundo y registró a su nombre el grito de Tarzán.