Hasta 4 cuadras de cola por el certificado de inundación


Hasta 4 cuadras de cola por el certificado de inundación

Es un documento indispensable para tramitar créditos y subsidios. La gente reclama que en las oficinas pongan más empleados. Pero desde allí se defienden: “Nosotros también nos inundamos”.

Las complicaciones para los platenses maltratados por el temporal de la semana pasada no se agotan en la reconstrucción de las casas destrozadas y las pérdidas afectivas que se escurrieron entre las correntadas. Los que lograron acomodarse un poco el fin de semana comenzaron otro peregrinaje: colas de unos 400 metros para conseguir el certificado de damnificado se registraron ayer en el centro cultural Islas Malvinas, en el primer día habilitado para la obtención de ese trámite.

El documento resulta indispensable para avanzar en la gestión de créditos y subsidios para enfrentar los estragos que dejó el agua.

“Tienen que poner 100 empleados y si hace falta 500. No nos pueden obligar a este calvario después de lo que pasamos por culpa de la inundación”, se quejaba ayer Fernando Riera desde uno de los extremos de la fila.

El director del organismo que depende de la Municipalidad platense, Horacio Alvarez, informó que atenderán a los interesados de lunes a sábado de 8 a 20. “Pedimos un poco de paciencia, nosotros también nos inundamos, quedamos bajo agua el miércoles y el Malvinas funcionó como centro de recepción de donaciones el sábado”, explicó el funcionario.

Los frentistas afectados deben presentar el DNI y un servicio que certifique su domicilio. ¿Que pasa con quienes también quedaron sin documentos de identidad? Deberán esperar un poco más. Un operativo del ministerio de Jefatura de Gabinete de la provincia estipuló horarios especiales para reponer los DNI. Trabajaron el fin de semana en las sedes de 46 entre 5 y 6 y en 1 y 59. En los casos de los damnificados, la reposición será gratuita. Allí dijeron que se confeccionaron 5.000 hasta ayer. También había tres equipos móviles del Ministerio del Interior.

La certificación que otorga la municipalidad es un requisito que exigen los bancos para facilitar créditos personales a los perjudicados por el temporal. El Banco Provincia abrió una línea de hasta 50 mil pesos, a pagar en 48 cuotas con un interés del 9,9% mensual. Otras entidades crediticias privadas se sumaron a esta iniciativa.

En el caso del BAPRO, los interesados tienen tiempo hasta noviembre para tramitar el préstamo. Pero los afectados buscan una salida rápida, que les permita recomponer sus hogares.

“Veo esa línea negra, oscura en la pared, y es una puñalada. Tenía la casa recién pintada”, se lamentó Alfredo, a pocos metros de la mesa instalada en una de las oficinas del centro cultural.

La Universidad de La Plata también dispuso una ayuda financiera para sus trabajadores docentes y no docentes. Serán hasta 10 mil pesos, con la sola presentación del recibo de sueldo, en 36 cuotas y a tasa 0. Por su parte, la Corte Bonaerense realizará un censo del personal que fue afectado.